España registra un 2,3% más de denuncias por maltrato

SPC
-
España registra un 2,3% más de denuncias por maltrato

El Observatorio contra las agresiones machistas revela también que en el tercer trimestre hubo un incremento de dos puntos en las sentencias condenatorias a maltratadores, hasta las 7.751

El número de condenas a maltratadores y las denuncias por violencia de género aumentaron durante el tercer trimestre de 2018 en España, aunque el número de víctimas sigue plano. Así, la cifra de acusaciones por agresiones machistas presentadas en los órganos judiciales aumentó hasta las 43.560 durante el tercer trimestre, un 2,3 por ciento más que en los mismos meses del ejercicio anterior, al tiempo que también aumentó la cantidad de condenas a maltratadores, hasta las 10.741, según los datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género publicados ayer. 
En concreto, de los datos se desprende que las denuncias por violencia de género pasaron de las 42.571 a las 43.560. Si bien, disminuyó el número de mujeres víctimas de esta lacra hasta las 40.718, lo que supone un 0,3 por ciento menos que en los mismos meses del año anterior. 
Del total de las víctimas, 27.648 mujeres eran españolas (un 67,9 por ciento del total) y 13.070, extranjeras (un 32,1 por ciento). Por comunidades, el mayor ratio de víctimas de agresiones por cada 10.000 mujeres, se encontraba en Baleares, con 30,35 víctimas por cada 10.000; Murcia, con una tasa del 22,94; la Comunidad Valenciana, con 21,89, y Cantabria, con 20,43. Mientras, el nivel más bajo se dio en Extremadura, con un 9,78, seguida de Castilla y León, con 10,48, y Galicia, con 10,72. La media nacional fue de 17,1. 
Además, el informe revela que durante el tercer trimestre de 2018, los órganos judiciales españoles dictaron un total de 10.741 sentencias penales en este ámbito, de las que el 72,1 por ciento fueron condenatorias ( 7.751), lo que supone un incremento de 2,3 puntos respecto al mismo trimestre de 2017. 
También pone de relieve que más de un 70 por ciento de las denuncias fueron presentadas por la propia víctima, un 2 por ciento más que en los mismos meses de 2017; y constata un «importante» descenso en las acusaciones puestas en conocimiento por familiares, que apenas llega a un 1,4 por ciento del total, frente al 2,25 por ciento en el tercer trimestre de 2017. Las denuncias por intervención directa de la Policía se situaron en el 14 por ciento de los casos. 
En 4.453 supuestos, la víctima se acogió a la dispensa legal para no declarar como testigo, prevista en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, lo que supone un 10,9 por ciento del número de mujeres víctimas, un 0,7 por ciento más que en el mismo período del año anterior. 
Se observa, además, que la ratio de mujeres víctimas que se acogen a la dispensa es superior en las extranjeras (13,24) que en las españolas (9,85). 
La presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica, Ángeles Carmona, valoró positivamente el «importante incremento» de las condenas, lo que demuestra en su opinión que «pese a todos los imponderables que coexisten en una materia tan sensible como es la violencia de género, no hay impunidad alguna y el Estado de Derecho funciona», afirmó.