Tarancón se une a la campaña regional 'Sin un si, ¡es no!'

R.L.C.
-

La delegada provincial de Igualdad insiste en que la iniciativa del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, pionera en España, pretende informar y sensibilizar "a mujeres, y también a hombres, sobre cualquier tipo de agresión sexual".

Tarancón se une a la campaña regional 'Sin un si, ¡es no!'

Tarancón se ha unido a la campaña del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, 'Sin un sí, ¡es no!', pionera en España. Durante las fiestas patronales, el punto de información situado junto a una de las entradas principales al recinto ferial contará con un Punto Violeta, con información y sensibilización contra agresiones sexuales. Además, el día 9 por la mañana (de doce a tres), en la plaza del Ayuntamiento, y por la noche (de 22 a una de la madrugada), en el recinto ferial, habrá una carpa con profesionales de la asociación Opañel, que gestionan esta campaña regional en colaboración con los centros de la mujer. "Estarán allí para atender cualquier incidencia que pueda producirse, para informar y asesorar a mujeres, y también a hombres", ha resaltado esta mañana la delegada provincial de Igualdad, Lourdes Luna, en la presentación en su Tarancón natal de esta iniciativa, que también llegará en la provincia a Priego y Cuenca capital. Acompañada por el alcalde, José Manuel López Carrizo, -que le ha deseado suerte en su nueva etapa y ha destacado sus sensibilidad en temas sociales- y las técnicas del Centro de la Mujer taranconero, Ana Garrido y Laura Arias, también ha subrayado la labor constante que realizan los agentes de los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado en materia de violencia de género.

'Sin un sí, ¡es no! ha llegado a los municipios de Castilla-La Mancha principalmente en julio y agosto, y coincidiendo con las fiestas, que es cuando la población aumenta. La campaña nació sobre todo para la prevención de la denominada "violación en cita", una de las formas de violencia de género que más predomina entre la juventud, y está articulada en torno a tres ejes fundamentales: conductas preventivas, empoderamiento de las chicas y las mujeres, y proyección de nuevas masculinidades sobre los chicos de la región.