El Gobierno regional reconoce la contribución de la ANCPA

Redacción
-
El Gobierno regional reconoce la contribución de la ANCPA

Los directores provinciales de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Cuenca y Albacete, Joaquín Cuadrado y Manuel Miranda, asistieron a la Asamblea de la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo, en Las Pedroñeras

El Gobierno regional ha reconocido la contribución de la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo (ANCPA) en la defensa del sector, asesorando a las empresas y cooperativas, ejerciendo de interlocutor con las administraciones y protegiendo este producto agroalimentario autóctono frente a la competencia procedente de países asiáticos, aranceles internacionales, o las futuras consecuencias del Brexit, entre otros.

Así lo han trasladado los directores provinciales de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Cuenca y Albacete, Joaquín Cuadrado y Manuel Miranda respectivamente, durante la Asamblea de ANCPA, celebrada en el Centro de Formación “Los Viveros” de la localidad conquense de Las Pedroñeras.

Tanto Miranda como Cuadrado han recordado que ANCPA representa a más de 1.800 productores y a las 56 empresas con más volumen de comercialización de ajo en España, lo que supone el 70 por ciento de la producción comercializada, con una cifra de negocio superior a los 178 millones de euros.

Para los representantes de la Junta, ANCPA un referente en el sector, tanto a nivel de comercialización como de producción, y han valorado su importante papel para el conjunto de la Comunidad Autónoma, una región donde se cultiva el 60 por ciento de la superficie nacional, siendo la primera autonomía de España dedicada al cultivo del ajo.

La provincia de Cuenca cuenta actualmente con 4.400 hectáreas, Albacete con 9.375 hectáreas y Ciudad Real con 5.000 hectáreas, y han resaltado el factor social del cultivo del ajo, “como generador de trabajo, fijando población y activando actividades económicas indirectas”, siendo un cultivo social de gran valor para la zona.

Por último, las direcciones provinciales de Agricultura de Cuenca y Albacete han remarcado en la jornada de hoy que el ajo es un cultivo de invierno y primavera, con un consumo y demanda de agua moderada, y contribuye a una mayor “sostenibilidad”.