Estrecha unión

Redacción
-
Estrecha unión

La Cantera Nazarena y la Asociación Cultural Descendimiento, que desarrollan un programa de actividades de forma conjunta, participan en una «muy exitosa» convivencia en Requena

Los grupos jóvenes del Huerto de San Antón y de El Descendimiento celebraron hace unos días una convivencia en Requena, en colaboración con sus hermandades homónimas de la localidad valenciana. El balance de la actividad fue muy positivo ya que, según explican desde la Cantera Nazarena y desde la Asociación Cultural Descendimiento, todo se desarrolló en un gran ambiente nazareno y contó con la participación de más de 60 personas.
A su llegada a Requena les esperaba una delegación de los hermanos de la Oración de la localidad, encabezada por el presidente, Antonio Vila. Miguel Armero, como coordinador de la actividad y buen conocedor de Requena y su historia, fue el encargado de hacer de guía turístico durante toda la jornada matinal. Así, a las 11 comenzaban con una visita guiada por las cuevas municipales, para continuar con la visita a los distintos museos de la parte vieja de la localidad.
Los participantes en la convivencia visitaron el Museo de la Fiesta de la Vendimia, el Museo del Vino en el Palacio del Cid y la antigua Iglesia de Santa María, lugar de celebración de exposiciones y congresos, y que fue la sede de XV Congreso de Oraciones en el que se gestó la relación Cuenca-Requena. Después se dirigieron a la iglesia del Salvador, donde se da culto al paso del Descendimiento,  para continuar después la visita a la iglesia del Carmen.
A la hora de la comida, los más de 60 hermanos que tomaban ya parte en la iniciativa se unían para tener «un almuerzo de confraternidad estrechando lazos de unión». Una vez terminada la comida «hicimos un intercambio de recuerdos pensados para la ocasión». Por la tarde, la jornada continuó con la visita al Museo de la Semana Santa de Requena. Se ponía así el punto y final a una jornada «sensacional, en la que pudimos pasar un ambiente nazareno, viviendo momentos muy emotivos cuando los jóvenes y niños de las distintas hermandades hicieron sus respectivas ofrendas a las imágenes».
trabajo conjunto. Tanto desde la Cantera Nazarena como desde la Asociación Descendimiento valoran muy positivamente «este tipo de unión y la realización de actividades en común». Es por eso que este año ambas están llevando a cabo un programa de actividades conjuntas, «en el cual los jóvenes y niños puedan vivir más a fondo la unión nazarena de nuestra ciudad y conocer las distintas tradiciones de cada hermandad».