La procesión infantil de este sábado batirá récords

Redacción
-
La procesión infantil de este sábado batirá récords

La procesión saldrá a las 11 horas desde la iglesia de El Salvador y regresará al templo de partida, siguiendo el mismo recorrido del año 2017. El desfile contará con más participación que nunca

Un total de 23 pasetes conformarán el cortejo de la Procesión Infantil organizada para este sábado, 30 de marzo, por la Junta de Cofradías de Cuenca, en la edición más participativa de todas. Según explica el vicepresidente de la Junta de Cofradías y coordinador de la procesión, Antonio Abarca, las previsiones de participación esperan romper con creces las de años anteriores, máxime teniendo en cuenta la suspensión de 2018 a causa de la lluvia. “Este año contamos con dos hermandades más – detalla Abarca – por lo que la previsión de participación es muy alta”.

La Procesión Infantil, cita con la que se pone fin a la actividad de la Escuela Nazarena en cada edición, desde hace unos años, se desarrolla en colaboración con la Asociación de Mujeres Cofrades. En la edición de 2019, además de contar con la participación de más pasetes (se incorporan la Soledad del Puente, el Resucitado y María Santísima del Amparo) y la inscripción de más niños que nunca, se vuelve al recorrido de 2017.

Así, la Procesión Infantil saldrá de la iglesia de El Salvador a las 11 horas del 30 de marzo y encabezada por la Banda de Trompetas y Tambores de la Junta de Cofradías, para continuar por la calle de San Vicente y girar a la derecha por la calle Alonso de Ojeda hasta llegar a la Plaza del General Payá; seguirá por la calle Pósito para ascender por la calle González Francés hasta la Plaza de Santo Domingo; finalmente, y por la calle Melchor Cano, volverá a la plaza de El Salvador para dar término entrando en la iglesia de la que ha partido.

Además, minutos antes de salir tendrá lugar la lectura del Pregón Infantil, este año a cargo de Carlota Bellido, quien no pudo leer su pregón en 2018 al suspenderse por lluvia la procesión. La cartelista de 2019 ha sido Lucía Soria. Ambas son alumnas de la Escuela Nazarena.

Recomendaciones para los participantes. En 2018 la Junta de Cofradías elaboró un documento de recomendaciones para el buen desarrollo del evento, documento que se ha distribuido de nuevo en esta edición, “debido a la previsión de participación en la Procesión Infantil de este año y a la gran afluencia de niños de años anteriores” explica el vicepresidente de la institución y coordinador de la actividad, Antonio Abarca.

Así, se recuerda a los participantes que “uno de los fines básicos de esta Procesión Infantil es que los niños conozcan y respeten las normas de orden procesional, con especial atención a la indumentaria de cada hermandad, por lo que rogamos que ésta se cuide escrupulosamente (túnica, fajín o cordones, rosario en su caso, escudo en el lado izquierdo del pecho y zapato negro). No llevarán capuz ni capa y no es obligatorio que lleven guantes”.

En aras de garantizar la buena organización, el orden y la seguridad de los más pequeños en el transcurso de toda la procesión, cada hermandad “tendrá un grupo de personas, debidamente acreditadas, que se encargarán y responsabilizarán de los niños desde que les son entregados y hasta que sean devueltos a sus padres”. Además y para evitar complicaciones, “todos los niños deben estar asignados a alguna hermandad. Aquellos cuya hermandad no desfile se incluirán preferentemente en la Escuela Nazarena, aunque también pueden hacerlo en otra hermandad si así lo desean, pero siempre poniéndose en contacto previamente con los responsables de la Escuela Nazarena o de la hermandad elegida”.

Los niños entrarán a El Salvador por la puerta principal, “quedando a cargo de los responsables de cada hermandad” explica el documento, que recalca que los adultos NO tendrán acceso a El Salvador. “Los padres que no quieran dejar a sus hijos para que entren a la iglesia esperarán en la plaza del Salvador y estos niños se incorporarán a la procesión cuando salga su hermandad” detallan las recomendaciones elaboradas por la JdC. Al acabar la procesión, los responsables de cada hermandad “irán saliendo con los niños de su hermandad para que sean recogidos por los padres”.

Desde la Junta de Cofradías animan a los conquenses a anotar esta cita, que cada año gana en participación, en su calendario cuaresmal.