Iglesias estaría dispuesto a negociar con Sánchez y Errejón

Europa Press
-

El secretario general de Podemos señala que, tras las próximas elecciones, las fuerzas progresistas deberán ponerse de acuerdo en caso de que sumen para formar Gobierno y advierte de que las coaliciones deberán conformarse proporcionalmente

Iglesias estaría dispuesto a negociar con Sánchez y Errejón

Pablo Iglesias ha señalado hoy que, tras las elecciones generales del 10 de noviembre, las fuerzas progresistas deberán ponerse de acuerdo en caso de que sumen para formar Gobierno, y ha advertido de que entonces el Ejecutivo de coalición deberá conformarse proporcionalmente a los votos de cada partido. 
En una entrevista en Telencico, Iglesias ha indicado además que tras las elecciones no permitirá que le vuelvan a vetar para entrar en el Ejecutivo como ocurrió durante las negociaciones posteriores a los comicios de abril. 
"Habrá que ponerse de acuerdo con quien haga falta", ha respondido a la pregunta de si se sentaría en una mesa con el líder de Más País, Íñigo Errejón, y con el líder socialista, Pedro Sánchez. A esto, ha sumado que la representación de cada fuerza en el Gobierno tendrá que ser "proporcional" a sus votos en caso de que nadie llegara a obtener una mayoría absoluta. 
En este punto, ha recordado las palabras del presidente del Gobierno en funciones, que dijo que no dormiría tranquilo con ministros de Podemos en el Ejecutivo, y le ha recomendado que de no obtener esa mayoría que le permita gobernar en solitario, debe "tomar una valeriana y llegar a acuerdos".

 

Se acabaron los reproches 

Así, Iglesias ha abogado por dejar de lado los reproches entre Unidas Podemos y el PSOE, y trabajar por un nuevo acuerdo tras las generales y tiene esperanzas en que esta vez sí los socialistas se den cuenta de que lo normal cuando no hay mayorías sólidas para un solo partido es llegar a coaliciones de Gobierno: "ocurre en seis comunidades autónomas", recordado aludiendo a alianzas que los morados tienen con el propio PSOE en regiones como La Rioja, Comunidad Valenciana o Aragón. 
En este sentido, el líder morado ha afirmado que las últimas encuestas conocidas revelan que el impacto de los nuevos actores, por Errejón, no alterará mucho el reparto y que el PSOE "no crecería" sino que perdería votos. Entiende que esto demuestra que debe haber acuerdo entre fuerzas y "toca asumir una cultura política en la que los votos de los ciudadanos" deben quedar representados en el Ejecutivo. "Al PSOE le ha costado entender algunas cosas", ha añadido. 
"Tras unas elecciones en las que los ciudadanos van a volver a decir 'pónganse ustedes de acuerdo', no les quedará más remedio que reconocer que en España los gobiernos de partido único se acabaron. Los ciudadanos no perdonarían a Sánchez que por querer todo el poder vayamos a una tercera repetición electoral", ha indicado.

 

A Errejón: "Lo más importante es la estabilidad" 

En cuanto a la irrupción en el panorama político estatal del nuevo partido de Errejón, Iglesias ha señalado tras reconocer que era algo previsible, que no comparte la premisa de Más País de garantizar que haya un Gobierno tras el 10N, porque para Podemos lo importante no es la estabilidad de los políticos sino de la gente. 
"El debate es para qué vamos a elecciones, nosotros vamos para que las familias tengan estabilidad pudiendo, por ejemplo, llegar a fin de mes. Si uno no tiene mayoría absoluta debe ponerse de acuerdo con otras fuerzas. Esto no va de regalar gobiernos sino de llegar a acuerdos y decir qué es lo que se va a hacer", ha aseverado. 
En este punto, Iglesias ha reconocido desconocer las diferencias programáticas entre el partido de Errejón y el suyo porque Más País carece de documento programático. "Para nosotros es básico ir a unas elecciones con programa. Ir sin él es un poco extraño", ha argumentado, para añadir que si alguien vota a una formación debe ser porque le convenzan sus propuestas.

 

"Las elecciones pondrán a la gente en su sitio" 

Con todo, ha reconocido que lo importante ahora no es lo que ponga en esos programas sino lo que después cada fuerza política está dispuesta a hacer, y ha aprovechado para advertir de que el PSOE tras las elecciones "prefiere entenderse con la derecha". "Nosotros hemos demostrado que lo que decimos lo hacemos", ha añadido. 
Por este motivo, se ha mostrado convencido de que los resultados de las siguientes elecciones "van a poner a la gente en su sitio", y que tanto si hay tres como cinco fuerzas, "habrá que ponerse de acuerdo". "Y ahí para nosotros el programa y la propuestas son lo fundamental", ha matizado.