CLM le pide a Moncloa 25 Hm3 para regar el Alto Guadiana

Redacción
-

La Consejería de Agricultura está preparando el acuerdo que espera poder cerrar en unos días. El presidente regional, Emiliano García-Page adiverte: «Si nos tienen que denunciar, que nos denuncien a nosotros»

CLM le pide a Moncloa 25 Hm3 para regar el Alto Guadiana


El Gobierno de Castilla-La Mancha va a proponer al Ejecutivo central que le ceda 25 hectómetros cúbicos del Alto Guadiana para gestionarlos y destinarlos a regadío en zonas de la región donde los agricultores tienen más dificultades de acceso al agua.
Así lo ha avanzado el presidente regional, Emiliano García-Page, durante la inauguración de la tercera Jornada para la difusión de la innovación en el sector cooperativo agrario de Castilla-La Mancha ‘DICA 2019, en la que participan 400 personas relacionadas con el sector agroalimentario.
García-Page ha indicado que la consejería de Agricultura está preparando un acuerdo, que ha confiado en alcanzar «en estos días», para que el Estado deje a la comunidad autónoma «arreglar este problema».
«Ya nos apañamos nosotros y si nos tienen que denunciar, que nos denuncien a nosotros», ha dicho, aunque ha insistido en que está convencido de poder arreglar el problema de la falta de agua para las explotaciones de determinadas zonas de la región.
En este sentido, ha señalado que el problema del agua en Castilla-La Mancha no es solo el trasvase, sino que ha recordado que en los años 50 hubo planes por parte del Gobierno de la época que tenían como objetivo «desecar La Mancha» y que, de hecho, se llevaron a cabo iniciativas públicas para «acabar con las lagunas en La Mancha».
«Se condenó durante décadas a esta tierra al secano, a no tener cultura del agua y a que con ella se pueda especular de una manera brutal con miles y miles de hectáreas ilegales de regadío en el Levante español», ha lamentado.
De igual forma, ha resaltado que se ha acusado a muchos agricultores castellanomanchegos de tener pozos ilegales, algo que «no es cierto» ha incidido, y que incluso en los últimos años se ha regularizado la mitad de los llamados pozos ilegales, ha subrayado.
En cualquier caso, García-Page ha presumido de que el crecimiento de Castilla-La Mancha «se basa fundamentalmente en el sector agroalimentario» y que tiene más influencia en las exportaciones que ningún otro sector.
Para el presidente castellanomanchego, «se han empezado a hacer las cosas bien en la comercialización internacional, sin complejos», y ha defendido el sector agrario frente a «la falsedad de que la modernidad va en contra del sector agrario».
Además, ha afirmado que sin el cooperativismo y el esfuerzo en innovación, el sector agroalimentario de la región no sería tan potente y Castilla-La Mancha no hubiera atravesado la crisis económica «de una manera razonable».


Las más vistas