Educación quiere más jotas y seguidillas en las aulas

L.G.E.
-

Felpeto busca un hueco para el folclore en la escuela. Trabaja en un convenio con la Asociación Española de Agrupaciones y podría empezar el curso que viene

Educación quiere más jotas y seguidillas en las aulas - Foto: Víctor Ballesteros

Las aulas van a sonar a jotas, seguidillas y fandangos el próximo curso. Lo anunció esta tarde el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, aunque no con estas palabras. Más bien lo que quiere es que haya un hueco para el folclore en las escuelas:«Estamos tratando  ver cómo en los distintos niveles podemos llevar a los alumnos el conocimiento de ese patrimonio». Por el momento, tienen avanzado el borrador de un convenio de colaboración con la Asociación Española de Agrupaciones de Folclore y calcula que quizá este proyecto podría arrancar el curso que viene.
En una nueva jornada de ‘Consejería Abierta’, Felpeto debatió sobre esta iniciativa con el presidente de la Asociación y también con el director del Instituto Universitario de Danza Alicia Alonso, de la Universidad Rey Juan Carlos, que además es miembro del Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de Artes Escénicas de la Unesco.
El consejero de Educación tiene algunas claves sobre este proyecto. Por un lado, apuesta por introducir esos contenidos en Infantil y Primaria en unidades didácticas de asignaturas que pueden estar relacionadas como Educación Física, Ciencias Sociales, Literatura o Música. El abordaje podría ser distinto para la línea especializada del Bachillerato Artístico. Felpeto apuesta por la formación del profesorado, pues que hay algunos contenidos muy específicos. Y también cree que sería bueno «dar visibilidad a nuestros grupos folclóricos y a las personas que trabajan todos los días para recuerar eso que forma parte de la tradición y que a veces ha quedado solo en la memoria de nuestros abuelos».  
«no vamos a entrar como un elefante». El presidente de la Asociación Española de Agrupaciones de Folclore, Pedro Miguel Asuar Ortiz explicó que ya el currículo educativo de Castilla-La Mancha recoge estos contenidos. «No pretendemos hacer una asignatura, ni entrar como elefante en una cacharrería», aclaró, «pretendemos entrar como materia transversal en otras asignaturas».
El director del Instituto Universitario de Danza Alicia Alonso, Alberto García Castaño, incidió en la formación de formadores, sobre todo en el ámbito especializado del Bachillerato Artístico. « Lo hemos tratado con el secretario de Estado de Educación», señaló, «la idea fue buena, pero las personas que tenían que impartir esa formación a lo mejor eran profesores de Educación Física que impartían Danza o de Literatura que daba Teatro y nosotros reclamábamos una formación específica para ese profesorado». Recalcó que España tiene una tradición «que muy pocos países tienen»y que hay que sacar a la luz.