Tarancón rememora el 'Motín de la Patata' en su centenario

R.L.C.
-

La Comisión 25 de abril coloca crespones negros en puntos clave del casco urbano en memoria de las personas que en 1919 pagaron con la vida su lucha por la justicia social. Casa Parada acogió el jueves la presentación de un libro y un documental.

Lucía Párraga y Ángel Sánchez, víctimas del motín de Tarancón de 1919. - Foto: COMISIÓN 25 ABRIL

Tarancón ha rememorado esta semana con diferentes actos los cien años del popularmente conocido como Motín de la Patata, una revuelta de subsistencia que tuvo lugar en la noche del 25 de abril de 1919 en el entorno de la plaza de la Constitución, donde los jueves había mercadillo municipal, y la antigua calle Fermín Caballero, hoy Zapatería, que aglutinaba los principales comercios de la zona. Un viernes negro en la historia de la localidad, ya que once personas fallecieron y una veintena resultaron heridas. El año pasado se colocó una placa en su memoria, en la citada plaza, y en septiembre se creó la Comisión del 25 de abril, formada por familiares de las víctimas, jóvenes de la localidad y miembros de colectivos como ARMH Cuenca y la Sala Raquel Díaz. El objetivo, "que nunca se olvide y que nunca se repita aquel 25 de abril de 1919, en el que Tarancón alzó la voz y el miedo se llevó la vida de muchas personas, porque a principios de siglo España no vivía una guerra, pero los españoles pasaban hambre".

El martes se inauguraba en Casa Parada una exposición que recopila todos los datos que se conocen hasta la fecha sobre este episodio trágico, que consistió en una protesta social, liderada por mujeres, por la escasez y subida excesiva de los productos y artículos de primera necesidad. Mientras los productos locales se vendían a países beligerantes a precios altísimos, los jornaleros y sus familias no podían pagar los alimentos básicos en España. Las sucesivas quejas de la clase obrera taranconera no fueron atendidas por las autoridades y la situación derivó en una intervención de la Guardia Civil, también hubo comerciantes que tomaron la justicia por su mano. Así lo recoge la prensa de la época, diarios nacionales, provinciales y locales, como El Renacimiento.

El jueves, también en el patio de Casa Parada, el músico Javier Collado amenizó una velada en la que se estrenó el documental El pueblo, las subsistencias y el mauser, y el libro, del mismo nombre, de Herminio Lebrero. "Lo que he hecho ha sido indagar sobre la España rural de la crisis de la Restauración desde el marco de Tarancón en los años de este motín", apunta este profesor de Historia del instituto Fernando Zóbel de Cuenca. Frente a la impunidad de los culpables, un elevado número de muertos y heridos ocasionados por la represión de esta Huelga de 1919, como también se la conoce en Tarancón. "La cifra fue extraordinariamente alta, probablemente es uno de los motines de subsistencia más graves en lo que luego sería Castilla-La Mancha", comenta este historiador.

Miembros de la Sala de Teatro Raquel Díaz y la Comisión 25 de abril, este jueves en el mercadillo municipal.
Miembros de la Sala de Teatro Raquel Díaz y la Comisión 25 de abril, este jueves en el mercadillo municipal. - Foto: COMISIÓN 25 ABRIL

El detalle

Tarancón despertó este 25 de abril de 2019 con crespones negros en memoria de las víctimas del Motín de la Patata colocados por miembros de la Comisión 25 de abril, que en el propio mercadillo municipal quiso hacer presente de manera especial su recuerdo, con el reparto de información de los actos de este primer centenario. Para después de las fiestas patronales, a primeros de septiembre, está previsto el estreno de una representación teatral sobre este acontecimiento trágico. Ya se ha llevado al escenario, por parte del grupo local Luisa Sigea, en diversas ocasiones, la obra que escribió en el año 2000 Fernando Aguilera.