scorecardresearch
Jesús Fuentes

ÁNGULOS INVERTIDOS

Jesús Fuentes


En nombre de la ciudad

26/11/2021

El sábado, 20 de octubre, terminaba la semana como empezaría la siguiente: con el anuncio del comienzo del VIII Centenario del nacimiento del rey Alfonso X en Toledo. Para anunciar el comienzo del Centenario, en el acto del sábado, se presentó al personaje en la Historia y se acompañó de dos proyecciones visuales ensalzando su figura entre las arquitecturas nucleares de la ciudad. A continuación se dio paso a la entrega de diplomas en un acto llevado con agilidad por Martin Molina López. Tras las palabras de los nominados se produjo la intervención de la alcaldesa, Milagros Tolón, que invocó el Centenario como un proyecto para que la ciudad «recupere su autoestima», dañada en los últimos años por una epidemia feroz que aún no acaba de desaparecer. La ciudad se paralizaba por las medidas tomadas, por lo demás las aconsejadas en los sucesos de calamidades públicas. El cierre de la ciudad resquebrajó no solo la autoestima cívica sino, lo más importante, los ingresos económicos que se perciben por su actividad principal que es el turismo. Una lección para intentar buscar otras fuentes de ingresos y que la economía no dependa de un único sector.
Invocado el pasado de Alfonso X como talismán para el presente, la elección es evidente. Alfonso X pudo ser un buen rey porque su gran actividad se orientó a estimular la Cultura, como siglos antes había hecho Carlomagno. La Cultura – no confundir con espectáculos y festejos como se hace habitualmente - es una fuente de riqueza, aunque haya gente que no lo vea. Pero eso implica tener claro los objetivos de ciudad y trabajar en ella para que su habitantes no solo vivan de la industria de la Cultura, sino que la compaginen con otras actividades productivas. Y, aunque un centenario puede ser una buena terapia para elevar la autoestima cívica, no hay que olvidar que existen actuaciones pendientes en el centro histórico o en barrios que han envejecido como son Palomarejos o Santa Teresa. Su rehabilitación y modernización integral contribuirían más al incremento de la autoestima ciudadana. Se necesitan programas completos de intervención para que este centenario, o cualquier otro, sea percibido por los ciudadanos como un proyecto de oportunidades y no solo de celebraciones con finalidad turística.