scorecardresearch

La Aemet prevé un invierno en CLM más seco que lo habitual

L.G.E.
-

Predice asimismo unos valores de temperatura en la media, salvo para la parte oriental de la provincia de Albacete, que podría tener un invierno cálido

La Aemet prevé un invierno en CLM más seco que lo habitual - Foto: Javier Pozo

Aunque caiga en diciembre, enero o febrero, en Castilla-La Mancha la lluvia se recibe en invierno como agua de mayo. No es la estación con más nivel de precipitaciones del año, pues para eso están el otoño y la primavera, pero es fundamental para la recarga de acuíferos y embalses. El episodio de Filomena del pasado año fue una buena muestra. Sin embargo parece que el invierno del 2021-22 va a ser algo más seco que la media en Castilla-La Mancha. Es lo que refleja la predicción estacional que hace la Agencia Estatal de Meteorología, la Aemet, para el trimestre que va desde diciembre a febrero.  

En la mayor parte de la región la Aemet da un 40% de probabilidad de que el invierno sea más seco que los valores habituales (que es la media de los datos recogidos entre 1981 y 2010). Hay un 35% de probabilidad de que finalmente el volumen de precipitación esté en los niveles medios y solo un 25% de que el invierno sea más húmedo. Hay que partir de la premisa de que las predicciones estacionales no son tan fiables ni precisas como las que se hacen en el plazo de días. Se deben coger, por tanto, con pinzas. 

La predicción de la Aemet no es la misma para toda la región. En la franja más oriental, abarcando buena parte de la provincia de Albacete, sí indica una mayor probabilidad de que la precipitación que se recoja este invierno esté en los valores medios. En concreto, da un 33% de probabilidad de que tengan un trimestre seco, otro 33% de que lo tengan húmedo e igualmente un 33% de tener unos valores en la media de lo que ha venido lloviendo en esta zona en invierno.

¿Y cuáles son los valores habituales de precipitación? Pues para  Albacete está entre los 20,6 litros por metro cuadrado de enero a los 31,2 de diciembre. En Ciudad Real va de los 30,1 litros en febrero a los 58,8 en diciembre. En Cuenca oscila entre los 38,1 de febrero y los 57,5 de diciembre. En Guadalajara va de los 31,5 de febrero a los 45,7 de diciembre y en Toledo de los 25,1 de febrero a los 40,8 de diciembre. Como se puede observar, de estos tres meses el más lluvioso suele ser diciembre y el menos febrero. Atendiendo a este historial, la provincia más húmeda en invierno es Cuenca y la más seca Albacete.

El pronóstico de un invierno con menos lluvias que la media también la da la Aemet para Galicia, Castilla y León, Madrid, Extremadura y casi toda Andalucía. 

En cuanto a las temperaturas, este invierno debería de estar en los valores medios, según lo que pronostica la Aemet, que da un 33% de probabilidad de que sea más caluroso, un 33% de que sea más frío y un 33% de que esté en las temperaturas habituales. De nuevo se escapa de esta tendencia la franja más oriental de Albacete y un poco de Cuenca, donde podría ser un invierno más cálido. La Aemet da hasta un 50% de probabilidad de que sea así y baja a un 20% un escenario de un invierno más frío. 

En temperaturas,  las medias de la región en este trimestre van en cuanto a las mínimas de -1 grados en enero en Guadalajara a 2,6 en febrero en Toledo. Y las medias máximas de 9,7 en enero en Cuenca a 14 en febrero en Toledo. La estación de Guadalajara es la que registra mínimas más frías, que de media no llegan a valores positivos en estos tres meses. Toledo registra las máximas más altas.