scorecardresearch
Antonio Herraiz

DESDE EL ALTO TAJO

Antonio Herraiz


La unión y la fuerza

26/11/2021

Lo que ha unido la geografía que no lo separe el hombre. No es tan difícil, más aun viendo la tendencia aperturista y globalizadora que nos engulle sin enterarnos. Pero hasta lo más básico nos da por cuestionarlo y ahí está el lío para dividir la Denominación de Origen Rioja. El PNV ha tenido que plegar velas porque se ha quedado aislado con esta cuestión; no solo políticamente, también entre los que viven del sector. Dile tú a un bodeguero de la Rioja Alavesa que, a partir de ahora, va acudir a Reino Unido, a Canadá, a Noruega o Suiza con un marchamo regulador diferente, un cambio que va mucho más allá de una simple etiqueta. Hay negocios que solo se firman en determinadas cantidades y con la unión de un amplio número de bodegas bajo parámetros comunes de calidad, a los que hay que añadir fórmulas de marketing y venta lo suficientemente atractivas.  
Bildu se frotaba las manos ante esta posible ruptura y también los separatistas catalanes, a los que un río revuelto siempre les pone cachondos. En el mercado persa en el que se ha convertido la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, la propuesta del PNV era una cuestión inasumible para el PSOE. Hubiera supuesto el hundimiento total de los socialistas riojanos -en estos momentos, en el Gobierno- hasta casi su desaparición. Como ya le han dicho que no, que era una cuestión innegociable, los nacionalistas vascos retiran la propuesta para la creación de una DO Rioja Alavesa. Otra se cobrarán. Es cuestión de tiempo.
En esta región inventada que llamaron Castilla-La Mancha, el territorio ofrece un argumento que sirve de unión de parte de su paisaje y que permitió que el engendro administrativo tomara cuerpo. La Mancha se expande por Ciudad Real, Albacete, Cuenca y Toledo. Esto se ha sabido exprimir -no siempre lo suficiente- en productos muy identificativos de la zona como son el vino y el queso. No es ninguna fantasía que, durante años, vinos elaborados en La Mancha se han exportado con la etiqueta de otra denominación. Y es solo una evidencia de que se podía haber aprovechado mucho más.
Pero volvamos a la geografía. Cuatro de las cinco provincias de la región forman parte de la zona más extensa. En cambio, a Guadalajara nunca le ha dado por tener un metro cuadrado de Mancha, para gran pesar de los que han mandado en Toledo bajo la obsesión de mancheguizar lo que no era tal. Sí que hay una comarca que une dos provincias: La Alcarria. Si en cuestión de vinos o de quesos no se ha aprovechado lo suficiente la potencialidad del territorio, ni te cuento en las cuestiones que tienen que ver con la miel y el aceite, los dos productos enmarcados en sendas denominaciones de origen incluidas en la Alcarria. Todavía hay alguno, como los separatistas vascos, que piensa que le podría ir mejor solo o con otra marca diferente, dando por hecho que la denominación de estos dos productos no ha dado los rendimientos esperados. Aun con los agujeros que han ido apareciendo a lo largo de este tiempo -la DO de la miel tiene casi tres décadas de vida y la del aceite 13 años-, a la vista está que sumando se gana más que restando. El que pretenda colocarse la boina, enroscársela con varias vueltas y no ver más allá, que mire lo que ha pasado con el vino de la Rioja, donde una maniobra política ha tenido la respuesta unánime de los que realmente viven del sector.