Page se compromete a no subir los impuestos

S.L.H
-

El presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE a la Junta seguirá reclamando la armonización fiscal para «igualar a todas las comunidades autónomas en oportunidades»

El vicepresidente primero de la Junta y el consejero de Hacienda, momentos previos al comienzo del acto. - Foto: Yolanda Lancha

Ya lo hizo en la presente legislatura: Emiliano García-Page firmó un pacto con los agentes sociales (empresarios y sindicatos) para no elevar la presión fiscal en Castilla-La Mancha. Y esta mañana, durante el desayuno informativo organizado por La Tribuna y Naturgy en Toledo, se comprometió a reeditarlo si continúa en el Palacio de Fuensalida tras las elecciones autonómicas del 26 de mayo. 
Pero el presidente de la región y candidato del PSOE a la Junta de Comunidades dio un paso más: se plantea «algún recorte a la baja», dado que la Administración ha cumplido con la regla de gasto fijada por el Ministerio de Hacienda; es decir, gracias a que las cuentas de la Administración pública están saneadas.
Sea cual sea finalmente la postura de adopte García-Page en materia fiscal la próxima legislatura, lo hará de la mano de los agentes sociales, sentados ayer entre los asistentes a este encuentro informativo.
«No voy a hacer nada con los impuestos si no es de la mano de empresarios y sindicatos y si nos planteamos una rebaja tiene que ser sobre la base de que primero se ha sustanciado el debate sobre la financiación autonómica»,explicó.
En este contexto, señaló que, como presidente regional, quiere potenciar acuerdos con otras autonomías para que el Estado «plantee y gestione una racionalización y convergencia fiscal de impuestos que sólo lleva a enfrentamientos con otras comunidades autónomas» pese a ser tasas «insustanciales».
Así, insistió en que regiones como la Comunidad de Madrid han incurrido, a su juicio, en una estrategia de ‘dumping’ fiscal, pero las autonomías no han «nacido para agrandar las brechas de renta», apuntando que las regiones «que están que lo tiran, en términos económicos», ya sea en gasto o en ingresos, «deberían ser consultadas a última hora» en el contexto de la financiación autonómica.
LA PROPUESTA IRÁ A LA CONFERENCIA DE PRESIDENTES. Esta propuesta, según dijo García-Page, se la trasladará al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la próxima reunión que mantengan, y la elevará a la Conferencia de Presidentes cuando se convoque.
Dicho esto, lamentó que ciertos partidos políticos ‘juegen’ con los impuestos y digan que los van a bajar, pero luego son los primeros en llamar a la puerta de la Moncloa «para pedir más dinero». 
Reconoció, no obstante, que la crisis económica «se ha cebado» con las cuentas de las autonomías que «son las que han tenido más difícil salir de ella porque el presupuesto del Estado no atiende hospitales o colegios, quizá algún consulado en Armenia», ironizó.