Un instrumento para Henar

IPNOVA
-

El Centro de Logopedia Celeo crea un innovador instrumento musical accesible a personas con problemas motrices o de comunicación • Henar es una chica de 16 años que sufre una parálisis cerebral y cumple su sueño de tocar música

Un instrumento para Henar - Foto: Reyes Martinez

Henar tiene 16 años y ya es una de las artistas más demandadas en el panorama musical de Cuenca. Tiene muchos pretendientes que quieren tocar con ella y su innovador instrumento: HenarUno. Es un proyecto del Centro de logopedia Celeo que busca dar la posibilidad a Henar de formar parte de una agrupación musical e integrarse en la interpretación de piezas musicales como cualquier otro artista. Porque Henar, aparte de ser una adolescente muy trabajadora con una sonrisa permanente en la cara y un amor incondicional por la música, sufre una parálisis cerebral. 
Un viernes más Henar sale de su clase de logopedia con una ilusión especial: hoy podrá interpretar música. Tras varios años recibiendo clases de solfeo, puede poner en práctica lo aprendido a pesar de su discapacidad. Es un sueño que Henar y su madre, María del Mar, viven con gran emoción. Una baqueta y cinco ‘platillos’, todavía en pruebas, permiten a esta valiente intérprete tocar cinco instrumentos diferentes con tan sólo cinco pulsadores que hace sonar con el tacto de su baqueta. 
En estos momentos, el proyecto todavía está naciendo, los materiales están en pruebas y su mejor tester, la propia usuaria, es la que marca la pauta para su evolución. «Es la jefa», bromea Jorge Simón Sánchez López, coordinador del centro Celeo y una de las cabezas pensantes de este instrumento de lo más molón. 
Sánchez, Henar, su madre, su logopeda, Ana María Ochando, Ignacio Ave y Antony Maubert, son parte del equipo técnico de este proyecto que, desde hace escasas semanas, busca más colaboradores dentro de una aventura de crowfunding. El objetivo de este proyecto es desarrollar interficies y procesos que permitan a Henar tocar música con otras personas. Este equipo de trabajadores no busca una remuneración económica y ofrecen su trabajo e investigación a todas las personas que, cómo Henar, tengan problemas para acceder a la práctica musical. El instrumento musical Henar Uno, que fue el primero que se creó, busca simplificar al máximo el acceso para que el usuario pueda componer y tocar de forma independiente. 
 
tres caras del trabajo. Actualmente el proyecto de crowdfunding tiene tres enfoques diferentes centrados, todos ellos, en que personas como Henar puedan construirse su propio instrumento y disfrutar de los beneficios, sociales y personales de la música. Por una parte, se busca mejorar y aprovechar el instrumento ya construido, HenarUno, y crear uno nuevo más sólido: HenarDos. Pero la parte más ‘física’ del proyecto no es la única relevante. Desde el centro Celeo consideran que es esencial que este proyecto salga de sus aulas y llegue a todos de una forma fácil y gratuita. Por ellos las otras dos partes se refieren a crear manuales para elaborar un HenarUno y materiales didácticos para que otros músicos puedan interactuar con el instrumento y tocarlo. 
El aspecto y la simplicidad del HenarUno no sólo se queda en lo físico. «El HenarUno se apoya inicialmente en las escalas petatónicas, se reduce el número de notas y aumenta el número de aciertos», explican. Lo que significa que cuando Henar hace sonar los ‘platillos’ se escuchan tonos que varían según el tipo de instrumento o escala que seleccione Sánchez.
Su madre está especialmente ilusionada con esta iniciativa. «Ella estuvo estudiando música muchos años y es algo que le entusiasma. Esta actividad le ayuda mucho- prosigue- ya que ella no sociabiliza con tanta facilidad y esto le supone una vía de escape. Está realizando su sueño: el sueño de Henar».
Por el momento, Henar seguirá tocando su instrumento en el Celeo, esperando que el dinero del proyecto de crowdfunding le permita llevárselo a casa y que la música «siga sonando». 
 
 
Un proyecto solidario
 
Actualmente el proyecto se encuentra embarcado dentro de una campañ de micromecenazgo que les permite financiarse y seguir avanzando.
Por el momento, el proyecto ha recibido ayudas, como la de Globalcaja Cuenca que ha aportado 500 euros. Actualmente el centro Celeo está trabajando para crear soluciones abiertas y replicables, «con la máxima optimización de los recursos económicos, materiales y humanos que nos es posible». Pero para ello necesitan subvención económica. Por ello, el crowfounding es vital para que el proyecto siga creciendo y el sueño de Henar sea el de todos. 
Desde el equipo no sólo se interesan por las dotaciones económicas, que se pueden hacer mediante transferencia bancaria al número de cuenta (que aparece en su web), también aceptan donaciones más ‘físicas’  como material informático, ayudar con las imágenes, aportar material de electrónica... Se puede conocer más de este proyecto y colaborar económicamente realizando donaciones en la web wikidiversidadfuncional.org.
Durante sus sesiones de música Henar y Jorge practican con su instrumento, y es que el «su» es de lo más apropiado cuando lleva su nombre. HenarUno está todavía en prácticas pero permite a esta inquieta joven practicar y comunicarse con diferentes instrumentos. Ahora, la plataforma sobre la que acciona las baquetas son platos de plástico, más grandes y con un material que es menos sonoro al accionarlo, pero hasta hace menos de un mes eran tapas de botes de conservas y algún día... será un instrumento mucho menos frágil. Lo que ahora mismo es un prototipo esperan que se convierta en un instrumento funcional. «Mi idea es que tuviese forma de una manta portátil que se pudiese accionar. Henar la llevaría enrollada y la extendería para tocar siendo los cinco pulsadores los necesarios y un controlador que la permitiera cambiar de instrumento y de escala», explica Jorge Simón. Durante las pruebas, observada por su madre y su logopeda, Henar es la mejor tester posible. «Ella manda y dice cómo se siente más cómoda, qué tipo de ‘platillos’ se mueven menos cuando toca... Todos estos arreglos, más o menos técnicos, hacen avanzar día a día el instrumento», concretan desde Celeo mientras acondicionan la sala. Henar toca en el suelo porque es la posición en la que más cómoda se siente.
 
Un instrumento libre y al acceso de todos
 
Aunque el instrumento es todavía un prototipo, se puede usar y hacer música con él. Por el momento, y hasta que se consolide como algo más rígido y que Henar pueda transportar, el grupo de trabajo continúa buscando formas de minimizar y mejorar sus condiciones.
El HenarUno está creado con un software y hardware libre y la idea es que pueda ser utilizado por otras personas con problemas similares al de Henar. Actualmente, el HenarUno tiene la forma de una batería gracias a sus cinco platillos que se disponen en el suelo para que ella los accione y que, en estos momentos, se tapan con platos para que la superficie del sensor sea más amplia y pueda accionarlo más fácilmente. 
En el aspecto técnico, en instrumento dispone de una placa Arduino, sensores (que le dan la posibilidad de tocar seis escalas distintas) y un miniordenador Raspberry Pi con sonidos configurables mediante tarjeta micro SD y diversas conexiones de sonido.
La disposición del proyecto es similar a un sampler que emite sonidos tanto de percusión como de una guitarra, etc. Lo bueno de un instrumento como éste, según explican sus organizadores, es que Henar se siente parte de un grupo y no una persona individual, cosa que la ayuda, «enormemente» a comunicarse y sentirse integrada. 
 
 
LAS TRES CLAVES DEL PROYECTO. 
 
>El instrumento: Dispone de una placa Arduino, una serie de sensores, un mini-ordenador RaspberryPi con sonidos configurables mediante tarjeta microSD y diversas conexiones de sonido y datos. Se trata de un multi-instrumento parecido a un sampler que emite sonidos tanto de percusión como melódicos. Con el crowdfunding se buscará crear un HenarDos mejorado y más facil de usar.
>Materiales didácticos: Consisten en la recopilación unidades didácticas completas y metodología con las pautas necesarias tanto para el aprendizaje musical como para la interacción con otros músicos. Con estos materiales didácticos desde Celeo pretenden que otros músicos puedan trabajar con el instrumento y que se pueda tocar algo entre diferentes ‘Henares’. 
> manuales. Documentación de uso publicada en Wikifú. Desde Celeo confiesan que es la parte del proyecto menos avanzada. Consistirá en la realización de videotutoriales, y en el acceso a un repositorio web desde el que se pueda acceder a un software ya programado. Con esta parte del proyecto buscan que la gente sepa cómo se construye el instrumento, cómo se acciona, ect.