Netanyahu recalca que la campaña en Gaza no ha terminado

Efe
-

El Gobierno israelí anuncia el fin de las restricciones de protección en las áreas adayacentes a la franja e insiste en que su ofensiva ha servido para golpear con fuerza 350 objetivos terroristas

El primer ministro y titular de Defensa de Israel, Benjamín Netanyahu, ha advertido hoy de que la campaña sobre Gaza no ha terminado pese a la tregua tácita que ha devuelto la calma tras dos días de violencia en los que han muerto 25 palestinos y cuatro israelíes.
"Los últimos dos días hemos golpeado a Hamás y la Yihad Islámica con contundente fuerza, atacando más de 350 objetivos, a sus líderes y agentes terroristas y destruyendo edificios terroristas", declaró Netanyahu.
El Ejército israelí ha anunciado el fin de las restricciones de protección en las áreas adyacentes a Gaza después de que trascendiera el alcance de una tregua con las milicias palestinas, mediada por Egipto y no confirmada oficialmente por ninguna de las partes.

Netanyahu recalca que la campaña en Gaza no ha terminado
Netanyahu recalca que la campaña en Gaza no ha terminado - Foto: MOHAMMED SALEM
Los disparos de cohetes desde la franja -690 en menos de dos días- terminaron en torno a las 02,30 hora local y hasta ese momento se siguieron produciendo bombardeos de represalia sobre el enclave.
Egipto, Qatar y las Naciones Unidas han mediado para retomar el acuerdo de entendimiento entre Israel -que hasta ahora no lo ha reconocido oficialmente- y las milicias en Gaza, lideradas por el movimiento islamista Hamás.
El acuerdo de calma por calma dio paso en noviembre a conversaciones indirectas entre las dos partes para avanzar hacia un pacto de larga duración que incluye el alivio del bloqueo israelí, pero desde entonces se han producido dos repuntes de violencia.
El último este fin de semana, pese a que Israel extendió en abril hasta 15 millas algunos tramos de la zona de pesca, lo que ayudó a mejorar el sector gazatí, castigado por las restricciones que Israel impone en el mar.
Además, se permitió la entrada de más materias primas y dinero catarí para costear combustible y pagos de funcionarios palestinos en el enclave, en lo que parecía una progresiva implementación del acuerdo.
La situación se volvió a tensar el pasado martes cuando cayó un cohete en el Mediterráneo e Israel redujo de nuevo la zona de pesca y en las protestas del pasado viernes en la frontera, un miliciano de la Yihad Islámica disparó contra dos soldados israelíes, hiriendo a uno de ellos.
La aviación israelí bombardeó objetivos de los movimientos islamistas matando a dos milicianos y el sábado por la mañana comenzó el lanzamiento masivo de cohetes desde el enclave.
Por primera desde 2014, los cohetes mataron a civiles israelíes, cuatro en total.
En Gaza, el rescate del cuerpo de una pareja bajo los escombros de un edificio aumentó el número de muertos a 25, de los cuales al menos 12 eran milicianos, además de dos mujeres embarazadas y otros dos menores.
Parte de la oposición israelí criticó hoy lo que considera un nuevo alto el fuego con Hamás y un avance en el acuerdo de entendimiento, pero Netanyahu matizó esta mañana que "la campaña requiere paciencia y sagacidad".
"Estamos preparados para continuar. El objetivo ha sido y sigue siendo garantizar la paz y la seguridad de los residentes del sur", concluyó el jefe de Gobierno en un comunicado.