Cruz Roja supera las 2.350 intervenciones en la provincia

Redacción
-

El seguimiento personalizado alcanza a 392 personas, entre ellos: ancianos, víctimas de violencia de género, infancia y personas desempleadas

Cruz Roja supera las 2.350 intervenciones en la provincia

Cruz Roja ha realizado más de 2.350 intervenciones en la provincia de Cuenca desde el lanzamiento del programa Cruz Roja RESPONDE, creado para luchar contra los efectos del Covid-19.

Más de 1.650 personas han sido atendidas durante este periodo mediante la entrega de 910 productos básicos y medicamentos, un seguimiento personalizado u otras acciones de información. El seguimiento personalizado alcanza, en estos momentos, a 392 personas, entre ellos: ancianos, víctimas de violencia de género, infancia y personas desempleadas.

Cada día, desde que comenzó la crisis sanitaria, Cruz Roja realiza prestación de alimentos y medicamentos en diferentes localidades de la provincia desde las nueve asambleas locales con que cuenta la entidad humanitaria en el territorio provincial, un total de 22 voluntarios se encargan de esta labor. Al tiempo que a diario se realizan llamadas telefónicas de información y seguimiento a la población más vulnerable.

Como actividades específicas, resaltar la creación de varios grupos de WhatsApp en los que participan 70 personas mayores y 30 cuidadores confinados en casa con las personas a las que cuidan. Gracias a esta aplicación móvil se intenta mantener activos física y psicológicamente a las personas mayores e informar y apoyar a las personas que desempeñar la labor de cuidador. Las videollamadas han sido una de las practicas que más éxito han alcanzado junto con videos para realizar ejercicios de gerontogimnasia o activar la memoria. Siendo la respuesta de las personas mayores y cuidadores realmente conmovedora ya que intentan mostrar su gratitud en forma de poemas dedicados, arcoíris pintados para colgar en las ventanas o simples mensajes de agradecimiento.

Por otro lado, el servicio de Teleasistencia mantiene una comunicación continua a las 60 personas usuarias del servicio a las que también se da instrucciones para controlar el estrés o ayudar a relajarse, caso de ser necesario.

Atenoru, el servicio telefónico de Atención y Protección para víctimas de violencia de género gestionado por Cruz Roja en la provincia de Cuenca, sigue activo las 24 horas del día para dar respuesta a las posibles demandas que, durante el confinamiento, se puedan producir por parte de víctimas de este tipo de violencia. Dadas las especiales circunstancias que viven estas mujeres con motivo del confinamiento, 12 personas voluntarias de Cruz Roja se encargan de ofrecer Talleres de Autocuidado a 70 mujeres de la provincia y de informarles de que siguen activos los servicios de atención y cómo hacer uso de ellos, en relación a la campaña “Estamos Contigo” lanzada por el Ministerio de Igualdad.

La infancia es otro de los colectivos objeto de actuación por parte de la entidad humanitaria durante la pandemia. Cruz Roja Juventud sigue garantizando las meriendas y el apoyo escolar a 41 niñas y niños de familias en dificultad en la ciudad. Hasta la fecha se han repartido un total de 653 meriendas, tres meriendas por semana y niño en relación a las cinco semanas de confinamiento decretadas hasta el momento. En breve, técnicos y voluntarios de Cruz Roja Juventud comenzarán a realizar sesiones on line con los chavales para mantener los programas de refuerzo y éxito escolar.

El equipo del Plan de Empleo de Cruz Roja ha informado y orientado laboralmente a 152 personas desde el inicio de la crisis sanitaria y ha facilitado capacitación on line a 15 jóvenes, gestionado 15 ofertas a empresas y realizando una propuesta activa de candidatos a otras 7 empresas para reforzar plantilla o cubrir bajas.

Coordinación y colaboración con las administraciones publicas

Además de esta gestión directa con colectivos más desfavorecidos, Cruz Roja se ha puesto a disposición de las administraciones públicas en la gestión diaria de esta crisis global.

En ese sentido, está apoyando la actividad realizada del espacio habilitado por el Ayuntamiento de Cuenca para las personas sin hogar ubicado en el Centro de Mayores Dos Ríos con 26 voluntarios - cuatro personas voluntarias al día, en turnos de mañana y tarde- que desempeñan labores sanitarias y de seguridad, así como de activación y entretenimiento para que la cuarentena resulte lo más edificante posible para las personas confinadas. Al tiempo que se ha colaborado con la corporación local reforzando la dotación del espacio con kits de higiene, mantas, ropa y calzado, entre otros materiales.

Igualmente, se han instalado dos carpas en el Hospital Virgen de la Luz del SESCAM para que los trabajadores del transporte sanitario puedan desinfectar sus equipos de protección individual con mayor comodidad después de cada servicio. Entre otras cooperaciones.

Adaptar de la respuesta en tiempo récord

Las premisas iniciales del confinamiento varían considerablemente cada día, lo que obliga a reaccionar y a adaptarse, a veces, en cuestión de horas, algo a lo que la organización puede responder gracias a su experiencia en circunstancias extremas, capilaridad sobre el terreno y los recursos que gestiona.

En esa capacidad de respuesta juegan un papel realmente importante los cerca ya de 200 voluntarios movilizados en la provincia de Cuenca que actúan en todo el territorio desde las diferentes asambleas locales con las que cuenta la organización humanitaria: Huete, Iniesta, Minglanilla, Mira, Motilla del Palancar, Las Pedroñeras, San Clemente, Tarancón y Cuenca.

La entidad social declara que la fase de emergencia aún no ha terminado por lo que, una vez finalicen los dos meses contemplados por el Plan Cruz Roja Responde, se presentará un nuevo plan de acción de recuperación y restablecimiento de necesidades y capacidades que Cruz Roja ya está diseñando para seguir ayudando a aquellos a los que la pandemia está golpeando más duramente.

Todo ello está siendo posible gracias a la respuesta de la sociedad, entidades y empresas nacionales y locales.