Broche de oro para unas 'ventanas' sobresalientes

SPC
-
España se venga de Turquía - Foto: Cristóbal García

La selección cierra la fase de clasificación para el Mundial y se despide de las 'ventanas' FIBA con un brillante triunfo sobre Turquía (74-58) y un balance de 10-2

Los chicos de Scariolo se enfrentaban a la siempre correosa Turquía como broche final de las 'ventanas' de clasificación para el Mundial de China pero volvieron demostrar su gran nivel con una amplia victoria por 74-58, poniendo el broche de oro a una fase sobresaliente. 

Con ambos combinados con un puesto garantizado en la cita mundialista, la selección española mantuvo la intensidad exhibida en los partidos anteriores, con el base Quino Colom a los mandos y Darío Brizuela (16 puntos) y Edgar Vicedo (13) como líderes en ataque.

Tras un intercambio de canastas en los primeros minutos, pronto el combinado local se hizo con el peso del encuentro, manejando pequeñas rentas que se convirtieron en un +9 al término del primer cuarto. El combinado otomano reaccionó en un segundo parcial en el que mejoró sus prestaciones defensivas y elevó sus líneas; así, logró acercarse aprovechando algunas pérdidas de balón rivales, y la presión todo el campo dificultó la fluidez del juego de España, algo precipitada. 

Poco cambiaron las cosas tras el descanso. El equipo de Scariolo fue afianzando su superioridad y secó a Turquía en el tercer cuarto, a la que sólo dejó sumar seis puntos, provocando el enfado del seleccionador Ufuk Sarica. 
Con ello, España completa una fase de clasificación sobresaliente sin los jugadores de la Euroliga y la NBA, como primera del Grupo I con un balance de 10-2. Así, acudirá al Mundial junto a los turcos y a Montenegro, que este lunes obtuvo la última plaza de acceso a la cita del grupo a pesar de caer ante Letonia (74-80), que necesitaba un +9.