El Valencia CF se opone al nuevo formato de la Supercopa

Europa Press
-

El Valencia CF, se opone al nuevo formato de la Supercopa

El Valencia se ha mostrado en contra del posible cambio de formato de la Supercopa de España que se someterá a votación en la Asamblea General Extraordinaria de la RFEF este lunes 29 de abril y se reserva el derecho a emprender acciones legales contra la federación, en caso de que se apruebe tal modificación. 
De momento el club valencianista ha enviado a la RFEF un burofax en el que advierte sobre la "posible ilicitud" de la alteración de las bases de la competición en cuestión en la actual temporada, reservándose el ejercicio de las "acciones legales" en defensa de sus "legítimos derechos e intereses" en caso de que el nuevo formato sea aprobado. 
"Hay que recordar que el sistema de competición para la Supercopa de España se establece sobre la base de los resultados deportivos obtenidos en la temporada anterior, según quedó establecido para la actual campaña en la Circular nº 4 de la RFEF de 25 de julio de 2018", esgrime el club en un comunicado. 
Según esta circular, los clubes campeones en la "temporada anterior" de Liga y Copa del Rey son los que deben disputar la Supercopa de España, y en caso de un único campeón de ambos torneos, se medirían el campeón de Liga y el subcampeón de Copa. El Valencia, que jugará la final de Copa ante un Barça que tiene la Liga casi sentenciada, jugaría la Supercopa. 
"En dicha Asamblea convocada para el día 29 solo podría ser votado este punto en caso de que afectase a la Supercopa de España de la temporada 19/20 en adelante ya que de hacerlo en otros términos supondría una alteración análoga a la variación del sistema de ascensos y descensos, bajo el pretexto de que la Liga inmediatamente sucesiva pertenece formalmente a una temporada distinta", argumenta el club. 
El nuevo formato de la Supercopa de España podría pasar a ser una Final Four que se disputa en enero y con la posibilidad de hacerlo fuera de España. La última edición fue una final a partido único que el FC Barcelona ganó al Sevilla FC en Tánger (Marruecos), y previamente se disputaba a dos partidos -ida y vuelta-.