Recurren la autorización de cazar conejos en la región

LT
-

La organización Proanimal Castilla-La Mancha recurre la autorización de cazar conejos en la comunidad autónoma durante el estado de alarma.

La organización Proanimal Castilla-La Mancha ha recurrido la resolución de la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad del Gobierno de Castilla-La Mancha que declara la emergencia cinegética temporal por daños del conejo. - Foto: Alberto Rodrigo

La organización Proanimal Castilla-La Mancha ha recurrido la resolución de la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad del Gobierno de Castilla-La Mancha que declara la emergencia cinegética temporal por daños del conejo y arguye que lo hace con la misma justificación que años anteriores obviando el estado de alarma.
En un comunicado de prensa hecho público este martes, ha señalado que la aprobación de dicha resolución se produce en un momento excepcional en el que los ciudadanos se ven obligados a estar confinados para impedir la expansión del COVID-19 a raíz del Real Decreto que está en vigor y que limita la libertad deambulatoria de todas las personas, a excepción de la realización de algunas actividades muy concretas, entre las que no se encuentra la actividad de la caza.
Por ello, esta resolución, al permitir la caza de los conejos en Castilla-La Mancha, vulnera el Real Decreto, en opinión de este colectivo animalista.
Del mismo modo, no garantiza que los cazadores autorizados no estén exentos de ser portadores del COVID-19, lo que, han dicho, "podría contribuir, de forma innecesaria e irresponsable, a la propagación del virus, por lo que contraviene la salvaguardia de los derechos fundamentales de la vida e integridad física, de seguridad y el derecho a la protección a la salud del resto de ciudadanos, pues no olvidemos la lamentable cifra de muertes que suceden todos los días como causa de este virus".
Proanimal CLM considera que esta resolución "es un fraude y engaño ya que convierte en habitual lo que por ley es excepcional".
"La resolución autoriza la caza de estos animales sin basarse en ningún informe técnico que avale la situación real del campo en estos precisos momentos, y la permite casi sin ningún control", ha señalado.
Además, han advertido, "se nos pretende hacer creer que es una medida necesaria para proteger los cultivos. Pero difícilmente puede admitirse cuando año tras año se denuncia la superpoblación de esta especie y posteriormente se autoriza la suelta de estos mismos animales en los cotos de caza, provenientes de granjas cinegéticas".
Para la asociación, "se esquilma la población en una época en la que los animales se encuentran criando y, por tanto, en situación de extrema vulnerabilidad, y luego, para satisfacer el deseo de matar, en época de caza se sueltan animales criados exclusivamente para ello".
Los resultados de estas prácticas, han terminado diciendo, "pueden alterar el equilibrio cinegético, pues se elimina el alimento de otras especies especialmente protegidas, como el lince".