El tenis debe reinventarse

Agencias
-

El excapitán del equipo español en la Copa Davis Emilio Sánchez Vicario cree en la necesidad de crear la figura de un Comisionado como en las Grandes Ligas para «poner de acuerdo a los Circuitos»

El tenis debe reinventarse

Emilio Sánchez Vicario, entrenador reconocido, y excapitán de Copa Davis español, cree que es necesario la figura de un Comisionado como en las Grandes Ligas que ponga de acuerdo a los circuitos, si es que el tenis vuelve a reactivarse, y ve como única solución a este deporte que las fuerzas se unan y se reinvente.
Desde su academia en Naples (Florida) Emilio Sánchez Vicario desgrana su percepción sobre la situación actual del deporte. Comprende la decisión de Roland Garros de cambiar las fechas, aunque observa que tenían que haberlo hablado antes con las otras fuerzas del tenis, y se pregunta si los jugadores estarán dispuestos a «guardar cuarentenas», si es que el circuito se reanuda. Es escéptico sobre la posibilidad de que haya tenis este año. 
Su experiencia en China le lleva a pensar a Emilio Sánchez Vicario que la reapertura de las competiciones podría aplazarse hasta el próximo. «Yo no soy quien para decir lo que pasará, pero viendo mi experiencia en China, cierre en enero, reapertura nueve semanas después, ahora después de otro mes, cuatro semanas más cuarentenas, y controles férreos, creo esto seguirá así por meses», lamenta.
Contempla la competición cada cierto tiempo en un sitio diferente y con cuarentena incluida como una difícil opción de poder reanudarla por el cierre de las fronteras «El planteamiento sería este: los jugadores viajan a Estados Unidos a mitad de julio, juegan dos o tres torneos en agosto y el Slam en septiembre. Terminan y hacen otra cuarentena de 15 días en Europa, con 2 o 3 torneos y luego París. Después China, cuarentena otra vez y 2 o 3 torneos, luego Australia y cuarentena. Mi opinión es que no será fácil organizarlo, por eso soy escéptico y no creo se juegue nada».
En el análisis que realiza sobre la actual situación sanitaria, que también está afectando gravemente al tenis mundial, valora positivamente el cambio de fechas de Roland Garros (20 de septiembre al 4 de octubre, aunque critica que se haya decidido sin contar con el resto del mundo del tenis. 
«No es desacertada. Tiene sentido, el desacierto es hacerlo sin hablarlo. Nuestro deporte tiene los Slams que van por libre, la ATP, WTA e ITF, y para un tema así deberían buscar una solución entre todos. Debería haber una figura superior, como un Comisionado que unificase, que uniese a todos, y todos ser generosos para encontrar el mejor futuro. Las crisis sirven para reinventarse y el mundo del tenis necesita unirse y reinventarse».
La ausencia de torneos ha congelado los rankings de los jugadores. Un perjuicio más para los tenistas. «Los rankings congelados no benefician a nadie. Bueno quizás los lesionados tienen más tiempo para volver y no han perdido oportunidades, gente como Del Potro, Nishikori. En menos medida Federer. Pero al final dependerá de como cada uno se prepara para la vuelta».
Emilio Sánchez Vicario se muestra contrario a crear dos circuitos diferentes en estados Unidos y Europa para evitar el problema del cierre de las fronteras. «Sería volver a mi época cuando había mitad americanos y mitad europeos. Ahora, si juntas americanos, centro y suramericanos no haces un torneo entero. Y en Europa tendrías mas del 80 por ciento. No creo que fuese justo. Ni atractivo».
Insiste en la necesidad de crear la figura de un Comisionado para romper la lucha entre la Copa Davis y la Copa ATP y afirma que « la figura del Comisionado con plenos poderes de decisión como en las Grandes Ligas, quizás podría desenmarañar muchos problemas, el calendario de ATP, WTA, ITF, SLAMS.
Por último, el que fuera capitán de la Copa Davis confirma que la pandemia ha obligado a cerrar las academias que tiene por el mundo. «En China el cierre fue de nueve semanas, en Barcelona y Naples llevamos casi seis, y en Atlanta casi cuatro. En China hemos vuelto al 60 por ciento y con restricciones importantes al tener que hacer 14 días de cuarentenas, y eso limitará las expectativas del verano y próximo curso».