Avanza el proyecto del nuevo centro de salud de Carboneras

Redacción
-
Avanza el proyecto del nuevo centro de salud de Carboneras - Foto: Reyes MartÁ­nez

El nuevo edificio contará con una superficie de 361 metros cuadrados y prestará servicio a una población de más de 1.500 conquenses de la Zona Básica de Salud de la que dependen ocho consultorios de pequeñas poblaciones

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado recientemente la licitación del contrato para la redacción del proyecto y dirección de las obras del nuevo centro de salud de Carboneras de Guadazaón, en la provincia de Cuenca, con un importe de 63.682 euros. El próximo 21 de diciembre finaliza el plazo para la presentación de las ofertas por parte de los interesados. La empresa que resulte adjudicataria de este contrato tendrá un plazo de tres meses para entregar tanto el proyecto básico como el de ejecución. La construcción de este nuevo centro sanitario permitirá mejorar la atención que se presta a los 1.556 conquenses de la Zona Básica de Salud de Carboneras de Guadazaón. Según contempla  el Plan Funcional diseñado por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y de acuerdo con las necesidades detectadas, las nuevas dependencias sanitarias dispondrán de una superficie superior a los 360 metros cuadrados. El Gobierno de Castilla-La Mancha ha considerado necesario dotar de un nuevo centro a esta Zona de Salud ya que el actual edificio está ubicado en una zona alta del municipio, con difícil acceso y presenta un importante deterioro en sus instalaciones, que han necesitado algunas actuaciones urgentes, así como deficiencias estructurales de difícil reparación. El nuevo centro de salud de Carboneras de Guadazaón dispondrá de una zona para la recepción y citación de pacientes de más de cincuenta metros cuadrados, con dos aseos públicos accesibles. Asimismo, contará con un área para la asistencia sanitaria de 134 metros cuadrados de superficie, con dos consultas de Medicina General y dos de Enfermería, una sala de extracción de muestras y de curas y una sala de espera para pacientes y familiares de 30 metros cuadrados. El edificio que se va a diseñar deberá disponer también de una zona para las denominadas Unidades de Apoyo de sesenta metros cuadrados en la que se ha previsto incluir un aula-biblioteca y una sala de espera.