Penas dispares en la causa contra el parricida de Torrenueva

Pilar Muñoz
-
Penas dispares en la causa contra el parricida de Torrenueva

La fiscal acusa a Cecilio A. O., de 32 años, de asesinar a su padre tras atropellarle y pide 20 años de cárcel, mientras que su abogado y la acusación particular coinciden en que fue una imprudencia temeraria y solicitan un año de prisión

Cinco hombres y cuatro mujeres forman el jurado que enjuicia los hechos ocurridos la madrugada del 12 de marzo de 2017 en Torrenueva cuando un hombre atropelló a su padre, que murió un mes después en el Hospital General Universitario de Ciudad Real. El juicio, en la Audiencia Provincial de Ciudad Real, ha comenzado pasadas las once y media de la mañana después de que se conformara el jurado. 
Los alegatos de las partes (fiscal, acusación particular y defensa) han consumido la primera sesión del juicio sin que se pudiera escuchar al acusado, que será interrogado mañana a partir de las 9.30 horas.

La fiscal ha explicado al jurado por qué acusa a Cecilio A. O., de 32 años, de asesinar a su padre, mientras que el abogado de la acusación particular, que representa a la hija y las hermanas del fallecido, y el de la defensa coinciden en que fue una imprudencia temeraria con resultado de muerte siendo notable la diferencia de condena de una y otros: de 20 años de cárcel a uno.

En la causa también está personada la compañía aseguradora del vehículo que se suma a la calificación de asesinato de la fiscal. El letrado defiende que el seguro del vehículo no cubre los hechos. Según su tesis, el encausado uso el coche como instrumento para cometer un delito doloso.

Cecilio A. O. ha escuchado los alegatos cabizbajo y apesadumbrado. Estuvo unos meses en prisión preventiva y actualmente está en libertad con cargos. 

Antes de que se iniciara la vista oral ha asegurado a La Tribuna que él no fue en busca de su padre, si no éste tras haber coincidido en un bar de copas de Torrenueva. Esa noche Celicio A. O. había bebido mucho y también había ingerido una gran cantidad de cocaína, como más tarde revelaron las pruebas a las que fue sometido. 

Insiste en que fue un desgraciado accidente. Su abogado, Dámaso Arcediano, sostiene que el atropello no fue intencionado y pide una pena mínima. Considera que los hechos son constitutivos de una imprudencia menos grave, y subsidiariamente grave y pide una pena de multa de seis meses y, de forma alternativa, un año de prisión.

El letrado Alberto Chacón, que representa a la hija y las hermanas del fallecido, también estima que es una imprudencia temeraria con resultado de muerte y solicita una condena de un año de cárcel para el encausado.

La fiscal del caso Gema Romero del Hombrebueno entiende que el acusado es autor de un delito de asesinato y pide 20 de años de cárcel. La fiscal hace esta petición en base a las pruebas y testimonios, que las acusaciones ponen en tela de juicio salvo el letrado Filiberto Carrillo de Albornoz, que ejerce la acusación particular en representación de la aseguradora del coche y que defiende la misma tesis que el Ministerio Público.