El IPEX confía en frenar los aranceles

efe / toledo
-

Una guerra comercial «no beneficia a nadie» ya que también se verían afectadas las cadenas de distribución en EEUU, que pueden ver reducidas sus ventas y convertirse en menos competitivas

El queso, uno de los productos afectados por los aranceles. - Foto: Víctoe Ballesteros

El Instituto de Promoción Exterior (IPEX) de Castilla-La Mancha confía en que se pueda revertir la propuesta de subida arancelaria por parte de la Administración norteamericana porque provocaría un impacto «negativo» en la región y, sobre todo, en el queso, el aceite de oliva y el vino.
El director del IPEX, Luis Noé, ha señalado en declaraciones a Efe que, si bien Estados Unidos es un mercado relativamente pequeño para Castilla-La Mancha -sexto país en exportaciones y un 3,4 por ciento del total-, el sector del queso exporta un 38 % de sus ventas a EEUU, mientras que el aceite de oliva exporta un 9 % y el vino, un 2 %.
De hecho, Noé ha reconocido que muchas empresas que trabajan estos productos tienen «un nivel de preocupación importante» en la medida en que el escenario arancelario puede afectar a sus operaciones fundamentalmente en EEUU, ya que si finalmente se concreta «es previsible que pueda haber un descenso de las ventas», ha recalcado.
No obstante, ha definido el escenario actual «de incertidumbre y cautela» porque existe la posibilidad de que pueda haber algún tipo de acuerdo o negociación y ha aseverado que algunas empresas -no de forma generalizada- ya tenían la sensación de que pudiera ocurrir algo así y han hecho aprovisionamiento para contar con stocks en países de destino de las exportaciones para poder tener un «balón de oxígeno» un par de meses.
De igual modo, ha asegurado que el IPEX está trabajando en el refuerzo de la promoción de los productos de Castilla-La Mancha para que no pierdan su posicionamiento, puedan seguir disponibles y no tenga que darse por perdido el trabajo realizado por las empresas durante muchos años.
 Con todo, Luis Noé ha explicado que si mantiene la esperanza en que se pueden frenar esos aranceles es porque existen laudos similares en los que se recoge que no se han aplicado los araceles en Europa y también porque se prevé que en unos meses haya un laudo favorable a la UE.
Además, ha hecho hincapié en que una guerra comercial «no beneficia a nadie» y que las primeras afectadas serían las empresas agroalimentarias pero también las cadenas de distribución en EEUU, que pueden ver reducidas sus ventas y convertirse en menos competitivas.
En este punto, ha advertido de que si EEUU mantiene esa posición «dura» puede hacer que Europa «plantee una respuesta de igual nivel que haga que algunas empresas americanas tengan menos oportunidades de vender aquí».
Por otro lado, en cuanto al Brexit de Reino Unido, el director del IPEX ha especificado que tampoco es un gran mercado en relación al total de las exportaciones de Castilla-La Mancha, porque supone el 4,4 % y ocupa la quinta posición en los países de destino.
Ante estos escenarios complicados para la exportación, el director del IPEX ha apuntado que uno de los objetivos del plan de acción de 2020 del organismo que dirige es la diversificación de los mercados objetivos para los sectores afectados por esta situación. Ha avanzado que están trabajando en planes que incluyan nuevos mercados en los que ahora Castilla-La Mancha, y en concreto algunos sectores, tienen menos presencia como son algunos mercados africanos o del sudeste asiático.