C's rescata su idea de acotar al nacionalismo en el Congreso

C.S.Rubio
-
Orlena de Miguel, portavoz regional de Ciudadanos. - Foto: Víctor Ballesteros

La portavoz 'naranja' en Castilla-La Mancha recuerda que su grupo presentó en el Congreso una propuesta de que solo entrarán en el Congreso los partidos que hubieran conseguido un 3% de apoyos a nivel nacional


La idea lanzada ayer por el presidente regional de ‘ilegalizar’ a los partidos independentistas que se salten las reglas del juego democrático,  como ya se hizo a principios de siglo con la antigua Herri Batasuna, no termina de convencer a Ciudadanos. Como apunta su portavoz en Castilla-La Mancha, Orlena de Miguel, esta medida solo serviría para «victimizarlos» aún más. A su juicio, es «una barbaridad».
Además, aprovecha para recriminar a García-Page que su partido, el PSOE, no apoyara  en su día la propuesta de Ciudadanos de impedir que los partidos con menos de un 3% de los votos a nivel nacional entrarán en el Congreso de los Diputados. Una manera, como recordó De Miguel, de acotar la influencia que la actual ley electoral da a los partidos nacionalistas.
Y es que, como advierte la portavoz ‘naranja’, esta medida habría servido para evitar «lo que ahora está pasando», que no es otra cosa que «los nacionalistas sean palanca y decidan en el Gobierno».
«Hemos pasado de no querer poner un tope del 3 por ciento a los partidos para que dejen de ser decisorios en la política nacional, a querer ilegalizarlos», remarca.
En cuanto a la situación actual de Cataluña, De Miguel no se mueve de la línea establecida por su partido en el ámbito estatal, insistiendo en que la situación actual es «insostenible y de emergencia nacional». Como insiste, lo urgente ahora es «atajar el ataque a la Constitución y reclamar al Gobierno que aplique el 155, porque es la única solución para poder parar lo que está pasando en Cataluña, donde haya partidos delincuentes que se saltan la ley». «Hay mecanismos constitucionales que hay que poner en marcha para frenar esto».