San Pedro aborda la segunda fase de limpieza de sus tallas

Leo Cortijo
-
San Pedro aborda la segunda fase de limpieza de sus tallas

La hermandad confía a la especialista Mar Brox los trabajos de limpieza y mejora de tres de las imágenes que conforman su grupo escultórico, tal y como hizo con las otras dos el año pasado

La hermandad de San Pedro Apóstol pasa de nuevo por el taller. Tres de las imágenes que componen su grupo escultórico serán sometidas a labores de limpieza y mantenimiento. Se trata de las tallas de Jesús y de dos de los romanos, en las que ya trabaja la especialista Mar Brox. Hay que recordar que ésta es la segunda fase de los trabajos, pues hace un año la cofradía del Miércoles Santo ya acometió el mismo proceso con las imágenes de San Pedro y Malco. Los trabajos tienen como prioridad tratar todas las grietas y fisuras que han surgido desde la última restauración, realizando una correcta reintegración manteniendo la estética y, además, renovar el estrato de protección que con el tiempo también se ha deteriorado.

El punto de partida es la última gran restauración integral, que se acometió hace ya más de una década. Por eso, «lo que ahora tenemos que hacer no es una restauración como tal, sino más bien una conservación y un mantenimiento para que las tallas queden en perfecto estado», comenta Brox. Se trata de una tarea que no reviste, en principio, gran complejidad. «Conozco perfectamente todo el tratamiento que han vivido estas imágenes porque en su día me encargué de la gran restauración», recalca, y por eso, «trabajaré manteniendo la técnica para que todo quede acorde a la estética que entonces logramos».

Asimismo, con tanto margen de tiempo, no habrá ningún tipo de problema a la hora de cumplir los plazos de entrega. En este sentido, la restauradora afirma que comenzará con la talla de Jesús porque la hermandad tiene en apenas un mes su función religiosa y quiere contar con ella para la celebración de la misma. A continuación, seguirá su labor con los dos romanos.

Mar Brox desgrana el proceso lineal de la tarea que va a llevar a cabo con las tres imágenes. En primer lugar, comenzará con la limpieza de las capas más superficiales, como por ejemplo quitando el polvo en suspensión en los relieves y en las partes menos accesibles. A continuación, se acometerá la limpieza de barnices, «para ir suavizando hasta llegar a un estrato estable». Seguidamente, se tratarán las policromías –realizadas con una serie de procesos muy delicados– que se hayan levantado puntualmente. Por último, conforme se avanza en el proceso general de limpieza, se sellarán todas aquellas grietas y fisuras que se vayan localizando.

Había que hacerlo. Tal y como ocurrió con las otras dos imágenes, urgía acometer este tratamiento, pues existía un riesgo bastante claro de que las alteraciones fueran a más y produjeran un efecto dominó en el que una fisura pudiera complicar el resto de la policromía que estaba en buenas condiciones. La hermandad ha actuado rápido y bien, y en poco más de un año tendrá las cinco tallas de su grupo escultórico en perfecto estado de revista. Además, paralelamente a estos trabajos, la cofradía va a estudiar las figuras al detalle, empezando por una digitalización de las mismas. También se va a realizar un cálculo estructural de las andas, porque la intención de la hermandad es llevar a cabo también la restauración de las mismas.