Prieto pone al sector vitivinícola como ejemplo

Redacción
-
Prieto pone al sector vitivinícola como ejemplo

El presidente de la Diputación ha entregado en el recinto ferial de la Hípica los galardones del XXVII Concurso Vinos de Cuenca, que han ido a parar a un total de 32 caldos de 16 bodegas de 15 municipios de la provincia

El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, ha puesto al sector vitivinícola conquense de ejemplo de cómo aprovechar las oportunidades que ofrece el territorio, demostrando, de esta manera, cómo se debe combatir el fenómeno de la despoblación, apostando por el medio rural y sus gentes. Así se ha pronunciado este jueves durante la entrega de los premios del XXVII Concurso Vinos de Cuenca, organizado por la Diputación, a través del Patronato de Desarrollo Provincial, y con el apoyo de Globalcaja Cuenca, que se ha desarrollado por tercer año consecutivo en el recinto ferial de la Hípica.

Prieto, que ha estado acompañado de la presidenta del Patronato, Paloma García Casado, y el presidente de Globalcaja, Carlos de la Sierra, ha recalcado, asimismo, el gran peso de este sector en la economía de nuestra provincia, al tiempo que ha llamado la atención sobre el constante esfuerzo y tesón de bodegas y cooperativas no solo en buscar la excelencia en sus productos, sino también en promocionarlos a todos los niveles; labor ésta a la que la Diputación viene contribuyendo con este concurso, reconociendo en los últimos 27 años la calidad de los caldos conquenses. Precisamente, en representación de todos ellos y a modo de homenaje, Prieto ha querido tener a su lado al presidente de la D.O. La Mancha, Carlos David Bonilla, pero, más bien, en su calidad de presidente de Bodegas Campos Reales, de El Provencio, una de las cooperativas que más premios ha acaparado en estos 27 años de certamen provincial.

Reconocimiento que también ha querido hacer extensible a “todos esos conquenses que han trabajado la tierra y a quienes hoy en día siguen haciéndolo, orgullosos de vivir en sus pueblos e incentivando y creando empleo desde La Manchuela, La Mancha, La Alcarria o La Sierra, porque sois, en definitiva, los mejores defensores del medio rural y de esta tierra”.

No obstante, y a pesar de los muchos logros obtenidos por los vinos conquenses, Prieto ha invitado al sector vitivinícola a continuar en esa línea, no desfallecer y seguir trabajando para mantenerse en lo más alto, como en la actualidad. Y es que, según ha dicho, aún tiene mucho que ofrecer y, desde luego, tiene una gran proyección de futuro, sobre todo, por esta capacidad de modernizarse y adaptarse a base de mucho trabajo a las demandas del mercado.

Un esfuerzo por su constante modernización y excelencia, que, sin embargo y en su opinión, no está reñido con el respeto a la tradición; y, como muestra, bien puede valer esa tendencia de los consumidores por lo natural. Una apuesta que, según ha dicho, está sabiendo entender muy bien el sector conquense con la cada vez más creciente elaboración de vinos ecológicos, que, por cierto, han visto incrementada su presencia en este concurso al participar un total de trece vinos de seis cooperativas.

No ha querido olvidar, igualmente, el importante papel que juega el diseño en el éxito de nuestros vinos, adaptando su imagen a los gustos de los consumidores y contribuyendo, en consecuencia, a mejorar su competitividad en un mercado tan exigente como el del vino.

Prieto ha querido concluir su intervención felicitando a los galardonados y animando a todos a seguir mejorando con el fin de que la cultura del vino continúe afianzándose mucho más y los vinos conquenses ocupen el lugar que se merecen.

Galardones

Una edición, la de este año, que ha vuelto a estar marcada no solo por la excelente calidad de los vinos, sino también por la no menos llamativa participación, que, en esta ocasión, se ha elevado a un total de 155 vinos de 31 bodegas de 26 municipios de la provincia.

Una calidad generalizada de los vinos que ha complicado, y mucho, la labor a los quince miembros de los tres comités de cata a la hora de determinar los distintos premios. En consecuencia, desde el Patronato, al igual que se ha hecho en las dos ediciones anteriores, se ha optado por premiar en cada categoría a los vinos con las tres mejores puntuaciones, por lo que se ha vuelto a dar la circunstancia de que hay casos en los que el premio (1º, 2º o 3º) es compartido por dos, tres y hasta cuatro caldos al haber obtenido la misma puntuación.

De ahí que, a pesar de establecerse, como siempre, tres galardones por cada una de las cinco categorías, hay un total de 32 vinos galardonados de 16 bodegas de 15 municipios de la provincia.

De ellas, la cooperativa La Magdalena (Casas de Haro) ha acaparado el mayor número de galardones con cinco vinos premiados. Le siguen la Cooperativa Purísima Concepción (Casas de Fernando Alonso) con cuatro galardones; la Cooperativa Nuestra señora del Rosario (El Provencio), Vinos y Bodegas Coronado (La Alberca de Záncara) y Bodegas y Viñedos Fontana (Fuente de Pedro Naharro) con tres caldos premiados; la Cooperativa San Isidro de Quintanar del Rey, Bodega y Viñedos Moratalla (Villanueva de la Jara) y la Cooperativa Nuestra Señora de Rus (San Clemente), con dos; y otras seis bodegas y cooperativas con un vino reconocido.

Premios por categorías

En concreto y por categorías, indicar que en blancos, el primer premio ha sido para el vino Ilusión de Charcón Blanco Gewürztraminer 2018, de Vinos y Bodega Coronado, de La Alberca de Záncara; el segundo también ha ido a parar a la bodega alberqueña, aunque con el vino Charcón Blanco Sauvignon Blanc 2018; y el tercero ha sido compartido entre cinco caldos: Oveja Blanca Blanco Moscatel 2018 y Dominio de Fontana Blanco Sauvignon Blanc-Verdejo, ambos de Bodegas y Viñedos Fontana (Fuente de Pedro Naharro); Monte de las Mozas Blanco Macabeo 2018, de la Cooperativa San Isidro de Quintanar del Rey; Puente de Rus Blanco Verdejo 2018, de la Cooperación Nuestra Señora de Rus (San Clemente); y La Casilla de Adrián Blanco Macabeo 2016, de Bodega y Viñedos Moratalla (Villanueva de la Jara).

Viña Virginia Rosado Bobal 2017, también de esta bodega jareña, y Teatinos Rosado Bobal 2018, de la Cooperativa Purísima Concepción (Casas de Fernando Alonso), se han hecho con el primer puesto en la categoría de rosados, mientras Villagar Rosado Bobal 2018, de la Cooperativa Imperio (Villagarcía del Llano) y Antares Lágrimas de Bobal Rosado 2018, de la Cooperativa de Nuestra Señora de la Estrella (El Herrumblar) han conseguido el segundo premio, y el tercero se lo han repartido Bodegas y Viñedos Fontana (Fuente de Pedro Naharro), con Mesta Rosado Tempranillo 2018; Cooperativa San Antonio de Padua (Villalpardo), con Hoya Montés Rosado Bobal 2018; y Cooperativa Castijorge (Castillejo de Iniesta), con Pozo Castillo Rosado Bobal 2018.

En tintos jóvenes la primera posición ha sido para Teatinos Tinto Syrah 2018, de la Cooperativa Purísima Concepción (Casas de Fernando Alonso), mientras que el segundo se lo han repartido Charcón Tinto Syrah 2017, de Vinos y Bodega Coronado (La Alberca de Záncara), y Canforales Clásico Tinto Tempranillo 2018, de la Cooperativa de Nuestra Señora del Rosario (El Provencio). Cuatro vinos comparten el tercer premio en esta categoría, que no son otros que Teatinos Tinto Tempranillo 2018, de la Cooperativa Purísima Concepción (Casas de Fernando Alonso); Solmayor Tinto Tempranillo 2018, de la Cooperativa de Nuestra Señora de la Soledad (Fuente de Pedro Naharro); Taray Tinto Tempranillo 2018, de la Cooperativa del Santo Niño de la Bola (Las Mesas); y Vega Moragona Viñas Casas de Haro, de la Cooperativa La Magdalena (Casas de Haro).

En cuanto a los tintos de más de 2 años, la Cooperativa de Nuestra Señora del Rosario (El Provencio) ha situado en lo más alto del podio su vino Canforrales Tinto Cabernet Sauvignon Crianza 2016, mientras que el segundo puesto se lo han repartido la Unión Campesina Iniestense (Iniesta), con Señorío de Iniesta Tinto Syrah-Tempranillo Roble 2016; la Cooperativa La Magdalena (Casas de Haro), con Vega Moragona Tinto Tempranillo-Cabernet-Sauvignon Crianza 2016 y Vega Moragona Viñas Casas de Haro Tinto Tempranillo Roble Media Crianza 2016; y la Cooperativa Nuestra Señora del Rosario (El Provencio), con Canforrales Selección Tinto Tempranillo 2016. El tercer premio, por su parte, lo han compartido la Cooperativa San Isidro Labrador (Las Pedroñeras), con PedroHeras Tinto Tempranillo Crianza 2016; la Cooperativa La Magdalena (Casas de Haro), con Vega Moragona Tinto Syrah Media Crianza 2016; y la Cooperativa San Isidro de Quintanar del Rey, con Quinta Regia Tinto Bobal 2016.

Completa el elenco de este año los vinos premiados en la categoría de tintos de más de 3 años, donde ha conseguido el máximo galardón la Cooperativa de Nuestra Señora de Rus (San Clemente), con Puente de Rus Tinto Tempranillo Crianza 2015. Le han seguido la Cooperativa La Magdalena (Casas de Haro), con Vega Moragona Bobal 60´S Tinto Crianza 2015; y, en tercer lugar, la Cooperativa Purísima Concepción (Casas de Fernando Alonso), con Teatinos Signum Tinto Tempranillo 2011.