Orgullosos de su afición

Leo Cortijo
-
Orgullosos de su afición - Foto: José Antonio Peñaranda

La Asociación Cultural Taurina 'Aficionados del Toro, Villa de Iniesta' celebra la cuarta edición de su Día del Socio, un evento que sirve como «broche perfecto a una temporada increíble»

La Asociación Cultural Taurina 'Aficionados del Toro, Villa de Iniesta' celebró por todo lo alto la cuarta edición de su Día del Socio. Un evento que este colectivo de aficionados celebra como «broche a la temporada» con el objetivo fundamental de «fomentar la armonía y la buena hermandad que reina entre todos los asociados», tal y como explica a La Tribuna el presidente de la asociación, Alberto Núñez. Y así, en un clima «distendido y ameno», transcurrió una jornada «muy especial».
A diferencia de otros años, en los que este colectivo de aficionados –uno de los más importantes no solo de la provincia, sino de la región– ha viajado más allá de tierras iniestenses, en esta ocasión el evento se llevó a cabo en un restaurante de la localidad. La asistencia fue, sencillamente, «espectacular», y es que más de 80 personas no quisieron perderse la cita, que estuvo marcada por diferentes actos, «siempre con el ánimo de divertirnos y desarrollar la cultura taurina».
Más allá de la multitudinaria cena de hermandad, el evento estuvo marcado por el reconocimiento a los dos toreros que Iniesta tiene en este momento en activo. Sin que ellos lo esperaran, el novillero sin picadores Alejandro Peñaranda, y al banderillero Jorge Pardo, recibieron el premio como las promesas más importantes de la Iniesta taurina. «A pesar de su juventud, ambos han demostrado sus amplias virtudes y además son socios desde niños, cuando además empezaron a hacer sus primeros pinitos con los trastos», comenta Alberto Núñez. Desde la asociación apuntan que «lo que se premia en estos dos chicos son su valores, como el sacrificio, la constancia, el trabajo y el amor por la tauromaquia». Además, hay que recordar que ambos cumplieron un sueño esta temporada, como fue debutar de luces.
Por otro lado, se llevó a cabo un avance de la presentación del libro Un arte sin límites, del autor conquense Sebastián Ceballos. Se trata de un compendio de poesías taurinas dedicadas a diferentes toreros del escalafón. El escritor deleitó recitando alguna de ellas, acompañado además con una guitarra.
Además de proyectar varios audiovisuales con las actividades de la asociación durante esta temporada y de reconocer a los socios más destacados del año –«de forma anecdótica»–, se realizaron varios concursos con pequeños obsequios y, además, los aficionados disfrutaron de un trivial taurino, una actividad que ya es tradición en el Día del Socio y que permite conocer «al más listo de la clase» en conocimientos taurinos.
El fin de fiesta se alargó mucho, con karaoke y baile hasta bien entrada la madrugada. En  suma, «el broche perfecto para despedir una temporada increíble en Iniesta».