La pobreza se combate con impuestos y castigando el odio

L.G.E.
-

«Debemos reivindicar segundas y terceras oportunidades», reclama el presidente de las Cortes en un pleno temático sobre la pobreza. Se planteó que las sucesiones se graven según la renta del heredero y residencias para mayores autónomos

En las Cortes los diputados de los tres grupos políticos fueron de oyentes, pues la palabra la tenían las personas que conviven día a día con la pobreza. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

Han creado seminarios y grupos de trabajo. Han planteado y debatido propuestas. Y este jueves era el momento de llevarlas a las Cortes para que los políticos de Castilla-La Mancha tengan claro qué pueden hacer para combatir la pobreza. José Fernández Fernández es de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza en Castilla-La Mancha y trabajó con seminarios de personas mayores, un colectivo más vulnerable por las bajas pensiones, la situación de soledad o de dependencia.
Una de las propuestas que trajo de ese grupo de trabajo de mayores fue una reforma del impuesto de sucesiones, sobre el que las Cortes regionales pueden legislar. Plantean que se establezca en función de la renta del heredero. «Hay muchas personas que a lo mejor heredan algo y no pueden pagar ese impuesto, que a veces es muy alto», señaló.
También demandan más residencias «para personas mayores que fomenten la vida autónoma en comunidad para paliar situaciones de soledad y que sean accesibles económicamente». Sugieren un modelo de residencias gestionadas por los propios mayores que se encuentren en buenas condiciones físicas y mentales.
Pablo Bellido subió a la Mesa de las Cortes a Aurelia Sánchez y Braulio Carlés. Pablo Bellido subió a la Mesa de las Cortes a Aurelia Sánchez y Braulio Carlés. - Foto: Ví­ctor BallesterosMarbella Josefina Marcano Marteli, de Cruz Roja Ciudad Real, habló de la aporofobia, el odio al pobre. Reclamó campañas de sensibilización en las aulas, en los medios de comunicación, pero también entre las propias víctimas, para que sean conscientes de lo que les está ocurriendo no es algo normal. «Para las víctimas estas situaciones de odio son tan cotidianas que la consideran algo normal en su vida», lamentó, «no son capaces de discernir lo que está bien o mal». Además propone «endurecer ley de delitos de odio y violencia y que se castigue severamente a personas que incurran en ese delito». Antonio Escobar Álvarez, de la Fundación Ceres, que reconoció haber vivido situaciones así, añadió que es clave informar sobre «qué podemos hacer en caso de presenciar delitos de odio y violencia».
Salvador Jiménez Heredia, de la Fundación Secretariado Gitano de Ciudad Real  reclama más recursos de actividades ocupacionales, ocio alternativo y para «personas sin hogar con el fin de evitar que pasen mucho tiempo en la calle». Miriana Squillaci, de la Asociación Mille Cunti, propone una regulación de los precios de vivienda social y que haya «más parque de vivienda pública en régimen de alquiler o de alquiler con opción a compra».
El presidente de las Cortes, Pablo Bellido, expuso que «debemos reivindicar segundas  y terceras oportunidades para todo el mundo». Dirigiéndose a aquellos que sufren la pobreza, les aseguró que «no tienen ningún motivo para sentir vergüenza y que merecen todo el respaldo social y el de esta Cámara». La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, reconoció que «la pobreza es una situación multidimensional y la aproximación que tenemos que hacer es multidimensional». Valoró que la reducción de la tasa de riesgo en Castilla-La Mancha muestra una tendencia «discreta, pero también positiva».