La mujer de Guaidó informa a Trump de atentados a su marido

Agencias
-
La mujer de Guaidó informa a Trump de atentados a su marido - Foto: CARLOS BARRIA

Fabiana Rosales avisa de la «represión» ejercida por el chavismo y declara que «teme» por la vida del opositor, mientras el presidente de EEUU garantiza su apoyo para resolver la crisis

Fue un encuentro inesperado el de ayer en la Casa Blanca, donde la esposa del líder opositor venezolano Juan Guiadó, Fabiana Rosales, tenía previsto reunirse únicamente con el vicepresidente del Gobierno de EEUU, Mike Pence, y la primera dama, Melania Trump. Sin embargo, tras verse con Pence, se desplazó hasta el Despacho Oval para entrevistarse también con el jefe del Ejecutivo, Donald Trump, al que alertó de una «oleada de represión» contra el entorno de su marido y de los ataques reiterados que este sufre por parte del chavismo.
«Queremos avisar al mundo de los posibles continuos atentados en contra del presidente Juan Guaidó, de la oleada de represión y de tensiones que han tomado niveles agresivos contra su equipo. Atacar a su entorno es atacarlo a él, pero nada lo va a detener», afirmó Rosales, que declaró: «Hoy temo por la vida de mi marido».
La mujer de Guaidó, reconocido por EEUU y otros 50 países como el presidente encargado de Venezuela, denunció horas antes de su visita a la Casa Blanca que su esposo había sido atacado en Caracas, donde supuestamente apuntaron con armas y «lanzaron gases lacrimógenos» contra su vehículo cuando él salía del Parlamento. Sin embargo, el equipo más cercano al opositor aseguró que el político no iba a bordo de ese auto y que no sufrió daños físicos en ese incidente, que afectó a un coche en el que se trasladaba un grupo de legisladores.
Durante su entrevista con Trump, la joven periodista denunció que, «además, fue detenido el primo de la mamá del presidente, involucrándole en actos de terrorismo, y también acusando a Gustavo Guaidó», hermano del opositor. Además, agregó que esas acusaciones buscan «darle un golpe al círculo mas cercano del presidente, pretendiendo desestabilizarlo de su lucha».
En la reunión estuvo también Romy Moreno, esposa de Roberto Marrero, el jefe de despacho del líder antichavista, que fue detenido la semana pasada y acusado por el chavismo de liderar una célula terrorista que planeaba realizar ataques selectivos. «Como familia, estamos preocupados por su vida. No hemos tenido ninguna comunicación», afirmó Moreno, lo que llevó a un asombrado Trump a preguntar: «¿Ningún contacto en absoluto?».
El estadounidense consideró «inconcebible lo que está ocurriendo» en Venezuela, y aseguró a Rosales que su equipo está «en contacto con su esposo», Guaidó, al que definió como «un gran hombre que está trabajando muy duro». «Todo se resolverá. Siempre se resuelve. Nosotros vamos a conseguir que se resuelva», subrayó. 
Por otro lado, y mientras Venezuela intenta recuperar el suministro eléctrico, que al cierre de esta edición seguía sin llegar a más de la mitad del país, el jefe del Parlamento llamó a organizar nuevas protestas los siguientes sábados para rechazar los cortes de luz y preparar un «plan definitivo» para sacar a Nicolás Maduro del poder.
Así, instó a la población a secundar una manifestación este 30 de marzo y anunció que el 6 de abril se realizará «un primer simulacro» de la operación Libertad.