ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Los votos y las abstenciones no son gratis

Durante muchos años desarrolle mi actividad profesional como cronista parlamentaria de manera que se muy bien como se "vota" en el Parlamento.

Cuando un partido tiene mayoría, como les sucedió indistintamente al PSOE primero y después al PP, los partidos minoritarios tenían que esforzarse y mucho para lograr que se aceptaran sus enmiendas a las leyes y sobre todo a la de Presupuestos. Pero cuando los partidos gobernantes no tenían escaños suficientes, cosa que algún momento le paso al PSOE y después al PP, las negociaciones de unos con otros y de todos con todos eran el pan de cada día. De manera que el partido gobernante se veía abocado a hacer cesiones, a veces importantes, a los partidos minoritarios, sobre todo a los partidos nacionalistas que hace años ejercían como bisagra.

Y si algo pude comprobar desde la primera fila es que cada vez que un partido minoritario o independentista votaba a favor de alguna propuesta del partido del Gobierno, o simplemente se abstenía, ese voto a favor o esa abstención se la cobraban a precio de oro.

De manera que los ciudadanos tenemos motivos mas que sobrados para preocuparnos por los votos a favor o abstenciones de los partidos que van a apoyar a Pedro Sánchez. Y es que por más que desde el PSOE nos intenten convencer de que no habrá "cesiones" fundamentales a los independentistas, la realidad es otra. Ni Ezquerra, ni el PNV, ni Bildu, ni Junst per Cataluña, etc van a permitir gobernar a Pedro Sánchez si no es previo pago político.

La cuestión es si nos van a informar en detalle de cuanto nos va a costar esos votos a favor y abstenciones. Me temo que nos lo van a intentar ocultar, que nos contaran a groso modo los acuerdos pero evitaran informarnos de la "letra pequeña" que será la verdaderamente importante.

De manera que cabe preguntarse si Pedro Sánchez ha acertado al elegir para poder gobernar la dependencia de las fuerzas independentistas.

Ojo, estoy entre quienes creen que el Gobierno debe de abordar de inmediato la crisis institucional de Cataluña y que para eso tendrá que hablar con las fuerzas independentistas pero sin que eso implique pagar peajes y no tengan duda de que si Pedro Sánchez es Presidente con un solo voto del independentismo o una abstención habrá pagado un precio. Me pongo en lo peor.