Llorente renuncia a ir en las listas de las autonómicas

L.G.E.
-
David Llorente en una imagen de archivo en las Cortes. Quien le saluda es otro diputado por Guadalajara del PSOE - Foto: David Pérez

El portavoz de Podemos en las Cortes explica que ha tomado la decisión porque «el proceso de primarias no ha sido limpio». «Será la Dirección regional de Podemos la que deba asumir la responsabilidad del resultado electoral», apostilla

«Hace frío de nieve». El portavoz de Podemos en las Cortes anunció hoy su renuncia a seguir siendo diputado la próxima legislatura puertas afuera del Parlamento. Tenía intención de contarlo a los medios a las once y media y a esa hora quería haberlos convocado, pero desde hace tiempo sus convocatorias no van por la línea oficial de la comunicación del Grupo Parlamentario y cuando se presentó a esa hora solo había un periodista. Lo dejó para una hora después, confiando en que hubiese más periodistas coincidiendo con el final de la rueda de prensa del PSOE. Entonces salió a la calle, donde hacía frío de nieve, y aireó la decisión que había tomado: «Quiero comunicar que no voy a concurrir a las próximas elecciones autonómicas».
Llorente explicó que renuncia a ir en las listas por Podemos porque «el proceso de primarias no ha sido limpio» e insistió en que su decisión no dependía de otras consideraciones. Llorente se presentó a la primarias para encabezar la candidatura de Podemos a las autonómicas como voz crítica al actual líder de la formación morada, José García Molina. Pero antes, durante y después del proceso se quejó de ciertas irregularidades.
«Solicité la recusación del llamado equipo técnico de las primarias por su evidente falta de transparencia y neutralidad», señaló, «ha estado formado por personas que eran candidatas en la lista de García Molina». También denunció «el incumplimiento reiterado del protocolo de neutralidad de las redes sociales de Podemos durante la campaña de primarias». Añadió que incluso en plena votación se colgó durante media hora un vídeo de su rival, García Molina, a través de las redes. Su lista de denuncias se completa con el hecho de que la cabina telemática de votación estuviera abierta un día más o el retraso en el recuento y publicación de resultados. Llorente dijo que todas estas quejas las ha elevado a los órganos internos de su partido y no es que no le hayan atendido, sino que ni siquiera tiene «acuse de recibo».
«Es evidente que los cauces internos del partido no funcionan y que el proceso de primarias no ha sido limpio», insistió. Y llegados a este punto ha decidido que él renunciar a ir en las listas y eso que tenía opciones. En la parte de las primarias para entrar en las listas a diputados, fue el segundo candidato que tuvo más votos y el primero por la circunscripción de Guadalajara. Sin embargo, ya no dará la batalla para ir de cabeza de cartel por su provincia. «Será la Dirección regional de Podemos la que deba asumir la responsabilidad del resultado electoral», avisó, «y de las consecuencias políticas y electorales de seguir formando parte en minoría del Gobierno del PSOE de García Page».
Llorente aclaró que hasta las elecciones de mayo seguirá ejerciendo su trabajo como diputado de Podemos. Aclaró que no va elevar sus denuncias sobre las primarias a los tribunales porque podía acabar impugnando el proceso y «eso tendría  consecuencias difíciles de prever, que podrían dañar al partido». Recalcó que esa no era su intención. La querella que sí sigue su curso es la que presentó él por injurias y calumnias por el escrito en el que se le acusaba de ejercer un trato machista en el Grupo.