scorecardresearch

"No ha sido fácil, he reconectado con el personaje"

EFE
-

Óscar Jaenada reaparece en la última temporada de 'Luis Miguel: la serie' encarnando al padre del cantante, Luisito Rey, quien logró éxito gracias a «una maldad pausada y no tan evidente»

El actor catalán ha participado en ‘Piratas del Caribe: Navegando en aguas misteriosas’ o ‘Cantinflas’. - Foto: Camila Jurado

Luisito Rey era el padre de Luis Miguel, pero también un hombre que logró el éxito «gracias a una maldad pausada y no tan evidente» para los mexicanos. Al menos, así lo ve Óscar Jaenada, que reaparece en la última temporada de Luis Miguel: la serie encarnando a ese personaje.

Jaenada (Esplugues de Llobregat, Barcelona, 1975) señala que desde su primer viaje a Latinoamérica y en concreto a México percibió que la maldad se reflejaba de otra manera, especialmente en la televisión «popular».

«Yo creo que eso sorprendió muchísimo de Luisito, es un malo que parecía graciosito. El público no deja de ser el mismo, pero lo que pasa es que tú le añades un punto de calidad y una concepción europea del actor o actriz y la actuación, que es distinta», concreta.

El actor de películas como Piratas del Caribe: Navegando en aguas misteriosas (2011) o Cantinflas (2014) regresa en esta tercera temporada, que se acaba de estrenar, después de haber contado con un gran protagonismo en la primera que permitió conocer la razón de muchos comportamientos y etapas de la vida de Luis Miguel.

«Son muchos años en esta profesión y dado el éxito que tuvo este personaje en la primera temporada sabía que tarde o temprano buscarían cómo volver a esto», comparte el intérprete.

Sin embargo, para él el personaje había quedado apartado y ya estaba «terminado», pues a pesar de su repercusión, veía difícil volver a encajarlo en la serie. «No ha sido fácil técnicamente ni personalmente porque yo estaba en otros proyectos y nunca había hecho una segunda temporada», detalla.

En esta ocasión, para reconectar con el personaje y sobre todo saber lo que el público había visto en la primera temporada, volvió a ver los episodios. Sin embargo, eso no fue suficiente, pues tuvo que interpretar esta vez a un Luisito Rey más joven, no al padre de Luis Miguel casado y con hijos.

A lo largo de esta tercera entrega se ve a un hombre más alocado a través del que se pueden intuir otros comportamientos que tuvo cuando ya era más adulto.

Para ello, encontró un par de vídeos musicales y fotografías que le permitieron conocer el aspecto físico del también músico e intuir algo de su actitud. «Esa fue la pregunta que me hice: Si Luis Rey a estas alturas de la vida (ya adulto) con sus tacos es así, cuando era más joven tuvo que ser todavía un poquito más lanzado, iba más al abismo», considera.

Y ahora, tras poder cerrar por fin esta etapa junto a todo el equipo de Luis Miguel: La serie, Jaenada concluye que ha sido una gran experiencia.

Una más en su larga carrera profesional que le ha permitido conocer más una parte de la cultura que probablemente no habría conocido, como le pasó al interpretar al músico de flamenco Camarón o al célebre actor mexicano Mario Moreno, Cantinflas.

«Se quedan cosas con las que uno trabaja. De esta última producción se me queda la cultura popular, el runrún de la calle. Me hubiera gustado conocer un poquito más México», explica.

Jaenada ya cuenta con una experiencia notable en el país norteamericano, pero también en muchos otros lugares del mundo, ya que su carrera ha ido desarrollándose en varios puntos del planeta, algo que le agradeció profundamente al cine.

«Es algo que me ha gustado mucho siempre: conocer y aprender. Y algo que he amado toda la vida es el cine y esto me ha llevado por todos los lados buscando y aprendiendo y sabiendo un poco cómo se hace cine en cada lugar».

 

Un buen centro audiovisual

Sin embargo, la escena mexicana le gusta especialmente porque considera al país un buen «centro latino audiovisual» del que todos los hispanohablantes pueden aprender y compartir.

«Me siento muy a gusto en esa industria porque siento que llega a todos los hispanohablantes. Creo que se está avanzando muchísimo (en la unión del cine hispanoamericano). Con eso podemos combatir contra el gran monstruo», recalca Jaenada.

En esta última temporada de la ficción, en la que el actor interpreta al ahora cada vez más icónico Luisito Rey, se cierra el círculo, ya que se llega al momento en el que varias personas le ofrecen a Luis Miguel hacer una serie sobre su vida para remontar su carrera y solucionar sus problemas económicos.

Además, también se relatará la historia de amor de El Sol de México, interpretado por Diego Boneta, y la cantante Mariah Carey, a quien da vida Jade Ewen.

Esta tercera y última temporada acaba de ver la luz a nivel mundial a través de Netflix y está compuesta por seis episodios.

ARCHIVADO EN: México, Barcelona, Netflix