Ramos liga el cambio de Memorándum a un pacto nacional

S.L.H
-
Ribereños de Entrepeñas y Buendía achaca el trasvase a la "avaricia" del Scrats y urge a auditar el uso del agua. - Foto: RUEDA VILLAVERDE

El delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha ha defendido el "cambio de paradigma" que ha marcado el Ministerio de Transición Ecológica, y ha asegurado que la estrategia de aumentar la desalación en el Levante permitirá ahorrar 200 Hm3.

El delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, ha defendido el "cambio de paradigma" que, en su opinión, ha marcado el Ministerio de Transición Ecológica, y ha asegurado que la estrategia de aumentar la desalación en el Levante permitirá ahorrar cerca de 200 hectómetros cúbicos del agua procedente de los embalses de cabecera, Entrepeñas y Buendía. Además, liga la derogación o cambio en el memorándum firmado por Cospedal a alcanzar un pacto nacional del agua que mire por todos los territorios.

En un desayuno informativo para hacer balance de sus cinco meses como delegado del Gobierno en la región, González Ramos ha recordado que el horizonte para este objetivo está puesto en tres años, en 2021.

"Si se desala estamos en condiciones de poder decir que aplicando el sentido común y siendo rigurosos, ese volumen tiene que repercutir en un menor trasvase", ha aseverado.

En otro orden de asuntos, y refiriéndose al Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas (Cuenca), el delegado del Gobierno ha calificado como "una barbaridad" que el presidente del PP casetellano-manchego, Francisco Núñez, "se empeñe" en que el proyecto del "basurero nuclear" de desarrolle en la provincia de Cuenca.

Así ha reaccionado después de que el líder 'popular' visitara este lunes la localidad designada para albergar el silo y defender el desarrollo del proyecto.

González Ramos ha aseverado, además, que la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de paralizar el proyecto nada más tomar posesión fue "valiente y acertada".