Billete para la gloria

Redacción/FEB
-
Billete para la gloria - Foto: J.L. Recio

Los conquenses se medirán ante el todopoderoso Barça Lassa en la primera final de Copa del Rey que disputan en su historia tras batir al Fraikin Granollers (26-22)

El Liberbank Cuenca exprimirá hasta el final sus opciones en la Copa del Rey tras derrotar en semifinales al Fraikin Granollers (26-22) y sacarse el billete para la gran final de este domingo (19:00 horas.). El equipo de Lidio Jiménez  dio la campanada del torneo tras llevarse la victoria en un ambiente puro de semifinales en el Pitiu Rochel, de Alicante, arropado por su hinchada. El marcador lo inauguró el conjunto vallesano por medio de Antonio García y rápido obtuvo la respuesta del equipo conquense. Los primeros minutos fueron un ida y vuelta en el que la igualdad entre ambos fue la gran protagonista.

Un parcial de 3-0 favorable a los de Lidio Jiménez inclinó el marcador a su favor. A partir de ahí, los nervios se apoderaron del conjunto barcelonés, impreciso en ataque e incapaz de frenar las rápidas contras del Liberbank Cuenca. Una de ellas, convertida por Sergio López, dio pie al primer tiempo muerto solicitado por Antonio Rama.

La decisión no surtió efecto y el Fraikin Granollers terminó encajando un parcial de 7-0 que ensució su primera parte, obligándoles a la machada si querían brindar un derbi en la final de la Copa del Rey. Tras el descanso, el equipo de Antonio Rama trató de cambiarle la cara al partido, pero la exclusión de Ivan Popovic y las buenas intervenciones de Leo Maciel, cuya actuación fue determinante, frustraron las intenciones de los vallesanos.

Crecidos por el devenir del partido, los conquenses aprovecharon la inercia favorable del duelo para ir abriendo brecha en el marcador y evitar sorpresas. Consiguió rehacerse, sin embargo, el Fraikin Granollers gracias a la inspiración del Hispano Adrià Figueras, Antonio García y Mamadou Gassama, para darle más incertidumbre a la semifinal y obligar a Liberbank Cuenca a emplearse a fondo para lograr su billete a la gran final y seguir soñando con el título copero.