Un sistema de realidad virtual contra los problemas de habla

EFE
-

El IBEC crea una tecnología basada en Juegos de Rehabilitación para acelerar el proceso de recuperación de los pacientes que sufren afasia de Broca

Un sistema de realidad virtual contra los problemas de habla

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) han desarrollado un sistema basado en realidad virtual para rehabilitar a pacientes con afasia de Broca, una afectación del habla que se produce por lesión cerebral tras un accidente cerebrovascular o un traumatismo craneoencefálico. La afasia de Broca hace referencia a la dificultad para expresarse al hablar y las personas con este síndrome tienen dificultades severas para encontrar palabras y articular frases de forma fluida, por lo que necesitan un proceso de rehabilitación para recuperar el habla.
El grupo de investigación, liderado por el psicólogo y neurocientífico Paül Verschure, ha demostrado la eficiencia de un tratamiento de realidad virtual, que podría integrarse en la práctica clínica y permitiría acceder a las personas con afasia a un tratamiento continuo incluso en la etapa crónica de la enfermedad.
Los investigadores trataron en un ensayo a 17 pacientes con afasia de Broca crónica (la que se mantiene a partir de los seis meses del accidente cerebrovascular) y los dividieron en dos grupos. El de control recibió terapia estándar en un entorno de terapeuta-paciente, y el grupo experimental recibió terapia de realidad virtual aumentada con RGSa (Sistema de Juegos de Rehabilitación para afasia, de sus siglas en inglés).
Transcurridos dos meses de terapia, los resultados revelaron que ambos grupos habían mejorado significativamente en las pruebas primarias de lenguaje y en las pruebas secundarias, en las que se evaluaron otros parámetros como el acceso léxico y la ejecución verbal de los estímulos entrenados. Pero solo el grupo tratado con RGSa mejoró en la frecuencia comunicativa y en la efectividad en la vida cotidiana al finalizar el estudio y, además, mantuvo de manera significativa las mejoras en todas las pruebas una vez transcurridas 8 semanas.
"El RGSa respalda la idea de que la actividad neuronal que se ve potenciada durante el procesamiento del lenguaje, que se lleva a cabo mediante la ejecución simultánea de gestos concretos y el uso del vocabulario asociado, facilitaría el desempeño lingüístico, y viceversa", ha explicado Verschure.
Los resultados muestran una tendencia positiva también en las pruebas que evalúan la función motora, por eso los científicos investigarán integrar este sistema también para recuperar trastornos motores como, por ejemplo, la hemiparesia -disminución de la fuerza motora o parálisis parcial que afecta a las extremidades de un lado del cuerpo-.