Page quiere un pacto regional para abordar la reconstrucción

M.G
-

La Junta pondrá en marcha mesas de diálogo con los partidos y el resto de sectores para evitar la desaceleración. El objetivo es «blindar los servicios públicos en Castilla-La Mancha ante la futura crisis»

CLM tendrá un pacto regional económico tras la cuarentena

Las reuniones largas no siempre se acompañan de titulares fructíferos, pero la que mantuvo ayer el presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page y parte de su equipo con PP y Ciudadanos se alargó bastante y todo indica que sí dará sus frutos en forma de pacto regional económico.  Así lo denominó poco después el vicepresidente de la Junta, José Luis Martínez Guijarro, un importante acuerdo político, social y económico que cuente con la colaboración de todos los sectores para evitar que Castilla-La Mancha se suma en una marcada crisis derivada del parón de actividad y de las consecuencias de la pandemia del coronavirus.
Page ya avanzó el día anterior que tenía planes para la recuperación económica de la región y avisó al Gobierno de España en relación al reparto de los fondos europeos para que Castilla-La Mancha tenga su protagonismo en esta inyección económica. Y ayer el vicepresidente repitió el mensaje añadiendo que el pacto va mucho más allá de la política, que contará con medidas económicas a corto, medio y largo plazo, porque estará vigente tras la legislatura, exigirá muchas reformas legislativas, la protección a los más vulnerables y el compromiso de agilizar la tramitación para la puesta en marcha de nuevos proyectos empresariales.
En principio, Martínez Guijarro no ofreció ninguna medida concreta porque ahora toca sentarse a diseñar el plan y poner en marcha distintas mesas de trabajo y «diálogo» a lo largo de esta semana para ir dibujando el documento lo antes posible. «Vamos a trabajar para que este pacto sea una realidad», subrayó y dejó claro que es necesario porque la situación económica y la desaceleración pueden llegar a provocar «que la situación sea mucho peor que la de la crisis de 2008».
Sin embargo, el Gobierno regional es optimista, espera que en  la región todos trabajen en la misma dirección y, sobre todo, invita a los políticos, las instituciones -ayuntamientos y diputaciones incluidas- los sindicatos y el resto de colectivos a buscar fórmulas para alcanzar ese pacto que también se enmarcará en otros dos, el de ámbito nacional y el europeo.
condiciones. El Gobierno regional pondrá especial hincapié «en blindar» los servicios públicos de Castilla-La Mancha para  que continúen funcionando a los mismos niveles. Martínez Guijarro aprovechó para felicitar al sistema sanitario por su fortaleza, a pesar de las dificultades, y «su nivel de respuesta».
Por otra parte, también aseguró que la Junta trabajará «para no dejar a nadie en la cuneta y que se sienta abandonado», con lo que el documento también reservará apartados para los autónomos, las pequeñas y medianas empresas y los emprendedores porque el objetivo pasa porque ningún proyecto pueda quedarse en el tintero por falta de «agilidad administrativa».
En principio, esta semana comenzará a elaborarse «el esquema» previo de ese plan económico que transcenderá la actual legislatura. Martínez Guijarro no habló de millones en ayudas ni de otras cifras económicas, pero sí puso como ejemplo el compromiso de la Junta en materia económica con la reciente puesta en marcha de esas dos líneas de avales por valor de 15 millones de euros para pymes y autónomos.