Geacam desinfectará las residencias una vez cada 15 días

Luis J.Gómez
-

«Hemos ido adaptando el dispositivo según las necesidades y lo hemos reforzado para aumentar la frecuencia en estos centros», explica el consejero de Desarrollo Sostenible. Geacam realizará una limpieza cada quince días como mínimo

Geacam desinfectará las residencias una vez cada 15 días

Ellos son los que en verano van al foco del incendio, pero ahora acuden al foco del contagio. El personal de la empresa pública Geacam, acostumbrado a extinguir llamas, está ahora dando la batalla para extinguir el virus, sobre todo con el programa de desinfección que están llevando a cabo, especialmente en el caso de las residencias. Ese trabajo lo empezó a realizar en Castilla-La Mancha los dispositivos de la UME, la Unidad Militar de Emergencias, pero desde el 20 de marzo ha tomado el relevo Geacam.
El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, del que depende esta empresa pública, apunta que en una primera fase atendieron a 174 residencias de mayores, «a todas las que nos lo han pedido». Pero desde el lunes 6 de abril están en otra fase en la que se han marcado planificar estas labores de desinfección para realizarlas en todas las residencias de manera periódica. Escudero explica a La Tribuna que el objetivo es desinfectar todas las residencias de la región como mínimo una vez cada quince días, aunque añade que lo harán una vez cada siete días «en aquellas que puedan tener una situación de demanda de actuación semanal».
Eso implica tener que llegar a 315 residencias. No son todas las que hay en la región porque la Diputación de Cuenca asume la desinfección de las de su provincia con los bomberos. Escudero explica que antes de poner el dispositivo hablaron con todas las diputaciones «para que no hubiera solape, faltaría más».
Esta encomienda para desinfectar más de 300 residencias al menos una vez cada quince días ha hecho que el dispositivo especial de Geacam contra el coronavirus se refuerce. Hasta hace una semana se había movilizado a 454 trabajadores, repartidos en 95 unidades, de las cuales hay quince que están trabajando en el centro de operaciones logístico para almacenamiento y reparto de material. El refuerzo para llegar a todas las residencias se cifra en 78 trabajadores más, distribuidos en once unidades. En estos momentos el dispositivo especial de Geacam para extinguir el coronavirus suma 532 trabajadores y 116 unidades. Se ha multiplicado por nueve desde que empezó a funcionar el 20 de marzo.
El consejero explica que  este dispositivo lo han «ido adaptando en función de las propias necesidades, lo que hemos hecho es reforzarlo precisamente para aumentar la frecuencia de trabajo en centros socio-saniarios, que era de lo que mayor demanda estábamos teniendo».
En su primera fase de trabajo, comprendiendo desde ese 20 de marzo hasta el domingo 5 de abril  (una quincena) realizaron 3.099 desinfecciones exteriores, 313 desinfecciones interiores y 3.378 visitas a núcleos de población. Es decir, que de media cada día hicieron 182 desinfecciones exteriores, 18 desinfecciones interiores y visitaron 199 núcleos de población. Hay que recordar que en Castilla-La Mancha  hay 1.278 núcleos de población (aquí se suman también las pedanías), así que en una quincena el dispositivo de Geacam estuvo de media 2,6 veces en cada núcleo de población.
En las desinfecciones exteriores se ha intervenido en plazas, marquesinas de autobús, farmacias, estancos, comercios, gasolineras, bancos, etc. En cuanto a las desinfecciones interiores se han realizado sobre todo en residencias, pero también en viviendas tuteladas de mayores, centros de salud, centros ocupacionales o centros de atención a personas con discapacidad.
desde el centro logístico a toda la región. Además de las labores de desinfección, Geacam también está haciendo el reparto del material sanitario a los hospitales, centros de salud y residencias. Todo este material se centraliza en el centro operativo instalado en la sede del Sescam, ubicado en el conocido como barrio del Polígono, donde también están las consejerías de Educación o de Desarrollo Sostenible. A ese edificio llegaron el jueves por la mañana los famosos respiradores de Turquía y a lo largo de ese día y el siguiente se empezaron a distribuir. También de ese edificio salieron el pasado fin de semana casi 600.000 unidades de material, entre gafas, viseras, tests, batas o mascarillas.
En esa tarea de almacenamiento y reparto se emplean 38 trabajadores de Geacam, dos que realizan labores de coordinación, seis para operarios de almacén y treinta conductores, con un parque a disposición de la lucha contra el coronavirus de 15 vehículos.
«El operativo es similar a cualquier centro logístico», señala Escudero, «hemos querido centralizarlo en Toledo y desde ahí derivarlo para atender las necesidades de las provincias». Este centro lo coordina la Consejería de Economía, siempre supeditada en estos días a la Consejería de Sanidad. Y es ahí donde Geacam entra para hacer el reparto. En la primera quincena realizaron 198 entregas, a una media de doce al día. También aquí han colaborado los agentes medioambientales, como se hizo con  el primer lote de tests de diagnóstico rápido.