Enfado del alcalde de Atienza por la llegada de 30 turistas

La Tribuna
-

El alcalde de Atienza, localidad con menos de 500 habitantes, Pedro Loranca, ha trasladado su malestar a la Junta por la llegada a un hotel de la localidad de 30 turistas argentinos atrapados por la crisis de la Covid-19

Enfado del alcalde de Atienza por la llegada de 30 turistas

El alcalde de Atienza, localidad con menos de 500 habitantes, Pedro Loranca, ha trasladado su «malestar y disconformidad» al Gobierno regional por su intención de incluir un hotel de la localidad entre los ‘Alojamientos Turísticos de Guardia’ de Castilla-La Mancha, a efectos de dar hospedaje y alojamiento a un grupo de 30 turistas argentinos derivados desde la Embajada de Argentina en España que, al parecer, no tienen posibilidad de retornar a su país.
El primer edil, según ha informado en un comunicado, recuerda que Atienza forma parte de la España vaciada «habitada mayoritariamente por personas de edad avanzada que constituyen el grupo de mayor riesgo de padecer complicaciones en caso de contagio del Covid19», y que hasta el momento, ha dicho, «ha conseguido salvaguardar la seguridad y la salud de nuestros vecinos como zona libre de Covid19».
El alcalde señala que han sido numerosas las precauciones que han adoptado para salvaguardar a sus vecinos, con los consiguientes gastos y limitaciones de derechos de los atencinos, alguno de los cuales ni siquiera ha podido retornar a su domicilio en la población «precisamente por la actitud responsable de evitar desplazamientos durante estos cerca de 40 días que ya dura la declaración del estado de alarma».
«Por ello, no podemos aceptar sin más una decisión de esta naturaleza, una imposición así sin ningún tipo de garantías», añade.
Igualmente, Loranca critica que esta decisión se haya comunicado «sin ningún tipo de criterio ni explicación, en lo que parece una decisión discrecional y absolutamente injustificada e injusta».
«De mantenerse esta decisión sería una medida arriesgada, cuando menos; un desplazamiento ilógico a más de 150 kilómetros desde Madrid y a cerca de 100 del hospital más cercano; y un cambio de confinamiento en mitad del estado de alarma sin razones ni garantías», insiste.