El adalid del desbloqueo irrumpe por sorpresa

J.M.J(SPC)
-

El líder de Más País y cofundador de Podemos, Íñigo Errejón, promete apoyar a Pedro Sánchez si se mantiene en sus políticas progresistas

¿Quién le iba a decir a Íñigo Errejón el 17 de enero de 2014 que cinco años y ocho meses después de haber presentado en el Teatro del Barrio en Madrid, junto a sus amigos Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Carolina Bescansa, un partido que acababan de fundar, Podemos, rompería con este y montaría su propia formación, Más País, que compite con los morados el próximo 10 de noviembre? Seguramente no se lo podía ni imaginar, pero mucho tuvo que ver el que fuera su íntimo y líder del bloque y luego enemigo irreconciliable.
Aunque cueste creerlo, este político de clase acomodada, de padre alto cargo de la Administración y madre bióloga, únicamente tiene 35 años, y cuenta con serias opciones para ser ministro en la próxima Legislatura si es que al final la calculadora del poder funciona y Sánchez debe echar mano de él. Esta misma semana se ofreció a Sánchez. 
Ha hecho bandera Errejón del desbloqueo, algo que se pudo haber conseguido el pasado julio, pero no fue posible porque ni Sánchez ni Iglesias lograron ponerse de acuerdo en la segunda investidura fallida del madrileño. Tampoco a lo largo del verano, durante el cual este doctor en Ciencias Políticas desapareció misteriosamente.
No se le vio apenas por la Asamblea de Madrid, salvo en la entronización como presidenta de la popular Isabel Díaz Ayuso donde dio un discurso de bienvenida durísimo que fue muy aplaudido por gente de muy distinto signo. 
Yes que lleva la política en el ADN. Su progenitor militó en el Partido del Trabajo de España y en Izquierda Anticapitalista. Su madre es activista feminista. Durante su adolescencia fue scout y estuvo próximo al marxismo libertario. Ni qué decir tiene que estudió Ciencias Políticas, y precisamente en la Facultad conocería a la persona que más ha influido en su vida:Pablo Iglesias Turrión. Él tenía 19 años y el vallecano 24. 
Juntos vivieron el 15-M, que fue el germen de un sueño político que sonaba muy bien, con círculos en el que todos fueran escuchados, pero la fuerte personalidad del líder, que no consentía las discrepancias, fue el principio del fin.  
el techo de 2016. Pero antes de la ruptura hubo días de vino y rosas, comenzando por las europeas de 2014, que tuvo en Errejón a su jefe de campaña. 1,2 millones de votos que pasaron a ser 5,2 millones en las generales del año siguiente, a 300.000 papeletas del PSOE. Ahí tocaron techo los morados. Ysu relación se empezó a resquebrajar pues Iglesias no facilitó, contra su consejo, un Gobierno PSOE-Ciudadanos, y se alió con IU a su pesar en los decepcionantes comicios legislativos de 2016.  
Lo que vino después -cese de su brazo derecho, Sergio Pascual, como secretario de Organización, Vistalegre II, purga como portavoz de Podemos en favor de Irene Montero...- supuso en el fondo el germen de Más País. La fórmula se llamó Más Madrid y destrozó a su antiguo partido en los comicios regionales, logrando 20 escaños por siete de los que le llaman traidor.
Hay mucho de venganza en el origen de esta formación, que solo tiene un mes de vida y se presenta en 18 provincias. Poco se sabe de su programa, si bien una palabra es la que seduce a muchos:desbloqueo.