CARTA DEL DIRECTOR

Francisco Javier Martínez


La Diputación también está en juego

Parece que los ayuntamientos y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha son las únicas instituciones públicas cuyos plenos cambiarán de miembros el próximo día 26 a través de la urnas. Sin embargo, no hay que olvidar que también está en juego la conformación del Parlamento Europeo, cuyas decisiones después marcan el devenir de los acontecimientos de algo tan importante para Cuenca como puede ser la agricultura y la ganadería. Pero también se decidirá la composición de una institución pública clave para el mundo rural: la Diputación Provincial.
En los últimos tiempos, algunos partidos políticos abogaban por la supresión de las diputaciones en todo el país, pero para gran parte de las provincias ubicadas en la denominada España vacía son fundamentales para que los municipios que sufren más la despoblación tengan acceso a servicios que, por su tamaño, son inalcanzables. Aquí los municipios pequeños tienen su cuota de representatividad y se sienten reconocidos, lo que no ocurre en otros ámbitos superiores, como pueda ser la Administración regional o el Parlamento nacional. 
Por lo tanto, Benjamín Prieto y el PPponen en juego su hegemonía de ocho años en la Diputación Provincial y muchas previsiones se hacen al respecto. Si por algo se caracterizó Prieto es por fijar su poder desde los municipios más pequeños para conseguir la Presidencia de la institución provincial. Es un gran conocedor de los pueblos de la provincia, pero en estas elecciones el Partido Popular descuidó algunos grandes núcleos de población, como puede ser la propia capital o Tarancón, que pueden ser determinantes en los resultados del próximo 26-M.
También serán determinantes los concejales que puedan conseguir en las urnas partidos como Ciudadanos o Vox, aparte de agrupaciones de electores independientes, porque la procedencia de esos votos es crucial para el resto de formaciones mayoritarias, como puedan ser PSOEy PP. Este último puede sufrir una bajada del número de concejales respecto a hace cuatro años por la fragmentación del voto.
En definitiva, las dos batallas que hay planteadas en estas elecciones más candentes en Cuenca son el Ayuntamiento de la capital y la Diputación Provincial, instituciones sobre las que no existen pronósticos muy claros y las dudas se despejarán el próximo día 26, cuando los ciudadanos decidan quienes serán sus representantes para los próximos cuatro años. Mientras tanto, la batalla se libra voto a voto.