Llorente eleva su pulso contra Page y García Molina

J.A.J./Foto: D.P.
-
El pulso de Llorente compromete las últimas leyes de Page

El portavoz parlamentario de Podemos anuncia que estudiará "caso por caso" las propuestas de leyes que vengan de la Junta o del grupo socialista. Sólo garantiza el apoyo a las propuestas del partido morado, pero critica a su dirección.

David Llorente ha defendido su acción de abandonar la Comisión de Empleo de las Cortes y dejar a los socialistas en minoría con la tramitación de la Ley del Consejo de la Formación Profesional como una represalia al veto de su proposición de ley sobre la minería de tierras raras, y ha advertido que no parará. Ha acusado a Emiliano García-Page y al PSOE de actuar movido por "intereses espurios" y practicar "cacicadas" y "filibusterismo" en las Cortes regionales para boicoter iniciativas de Podemos que no le interesen. Incluso, ha vaticinado que una de las propuestas por la que el partido morado entró en el Gobierno regional, la Ley de Participación Ciudadana, no se aprobará en esta legislatura. También ha puesto en duda que llegue a entrar en vigor otra de las 'leyes bandera' de Podemos, la Ley de Garantías. Ha avisado que los socialistas maniobran de este modo con el propósito de perjudicar a Podemos ante las próximas elecciones autonómicas.

 

Reconoce que el grupo parlamentario de Podemos sólo se pone de acuerdo en los plenos.

El portavoz de Podemos también ha ajustado cuentas con el secretario regional de su partido, José García Molina, y su compañera de bancada, María Díaz, después de que esta última avanzara posibles sanciones internas en su contra por su plante con la Ley de Consejo de FP. Ha insistido en equiparar su acción con otro plante en Comisión protagonizado por Díaz, que derivó en el rechazo de la Ley de Mecenazgo. A preguntas de la prensa sobre si existe hoy algún tipo de coordinación entre los dos miembros del grupo parlamentario, la ha limitado al voto en los plenos, señalando que cada diputado actúa por su cuenta en cada comisión siempre que sea leal al programa electoral del partido.

Aún así, ha llamado a la dirección regional de Podemos a reforzar esa coordinación del grupo parlamentario, criticando que esta haya puesto fin a las reuniones físicas del grupo y que Molina y Díaz se hayan retirado del canal de la red social Telegram en el que se pone en común la actividad de los diputados y empleados de la bancada morada.

También a preguntas de la prensa, Llorente ha ironizado sobre el hecho de que este nuevo enfrentamiento interno en Podemos haya llegado tras el protagonismo que adquirió García Molina a la hora de pedir una solución negociada tras la ruptura que protagonizó en Madrid Íñigo Errejón. "Consejos vendo, que para mí no tengo", ha opinado Llorente sobre el secretario regional. Y ha parafraseado el famoso 'Manifiesto de Toledo' promovido por García Molina a fin de pedir a éste y a Díaz "cooperar, en lugar de competir" para defender el programa electoral con el que Podemos se presentó a las pasadas elecciones autonómicas de 2015.