Marlango firma una obra de arte en el escenario de Estival

Redacción
-

El grupo encabezado por Leonor Watling y Alejandro Pelayo se estrenó tocando en la ciudad de las Casas Colgadas con un lleno a rebosar en el Parador

Marlango firma una obra de arte en el escenario de Estival

Estival celebró su  día grande con la entrada en escena de Marlango. El dúo de Leonor Watling y Alejandro Pelayo, acompañados en el escenario por el violonchello Marta Mulero y el batería  Ricardo Moreno, arrebataron el Parador con una entrada de más de 550 personas que no querían perderse la primera vez del grupo en Cuenca.
Con antelación, y en la línea de la apuesta que realiza el festival por los nuevos y jóvenes talentos, salió a escena la conquense Pilar Cuadrado, que a sus 22 años jugueteó con las canciones propias y otras versiones más reconocidas con las que pasó de un nerviosismo inicial que se escapaba en forma de risa al terminar los temas a conquistar al público conquense con la magia precoz de sus interpretaciones.
Así, no tuvo reparo en invitar al escenario a varios de sus amigos para que la acompañaran en las interpretaciones, primero la canaria Alba Rodríguez con la que interpretó, casualidad o no,  el tema ‘Shallow’ de la famosa película ‘Ha nacido una estrella’, para después contar en las tablas con Fernando Alonso, que la acompañó a la guitarra para terminar su actuación con el ‘Hotel California”, dejando a los presentes un exquisito y cuidado repertorio con el que completó su estreno en Estival Cuenca.

Marlango firma una obra de arte en el escenario de Estival
Marlango firma una obra de arte en el escenario de Estival - Foto:
Después de talento local, llegó el momento mágico de Marlango. Desde primera hora, nada más subir al escenario, se contempló el pacto entre público y artistas, llevando el espectáculo más allá de un simple conjunto de canciones, si no a un vaivén de experiencias, risas y detalles que complementaban las melosas interpretaciones de Marlango de tal manera, que los interludios más que espacio entre canción se convirtieron en un compartir de experiencias, de anécdotas y de confesiones como la que la cantante otorgó al característico escenario de Estival Cuenca: Creo que nunca hemos tenido una escenografía mejor”, admitió mientras sus canciones sobrevolaban la hoz del Huécar, el puente San Pablo y rebotaban sus ondas en las Casas Colgadas.
Alejandro Pelayo por su parte, no fue menos en esta intervención hacia el público y aprovechó para proponer como himno el tema de 'Insurrección' , si bien no lo aseguró, “tal vez es el vino el que hable por mí”. Así, el compositor tocó con su piano la melodía mientras los cientos de conquenses coreaban sin necesidad de que el pianista tuviera que gastar voz siquiera.
La velada la completaron versiones como la de It´s wonderfull, Creed, El Último Trago o canciones más destacadas de su proprio puño y letra como Dinero, Dame la razón o Veneno, combinadas con peticiones del público como Exquisita o Shake the moon, completaron una maravillosa noche donde la elegancia de Marlango conquistó una vez más la atención del público conquense.


Más fotos:

Marlango firma una obra de arte en el escenario de Estival
Marlango firma una obra de arte en el escenario de Estival - Foto:
Marlango firma una obra de arte en el escenario de Estival
Marlango firma una obra de arte en el escenario de Estival - Foto:
Marlango firma una obra de arte en el escenario de Estival
Marlango firma una obra de arte en el escenario de Estival - Foto: