La brecha salarial hombres-mujeres se hace más profunda

S.L.H./Foto: A.R.
-
Hombres y mujeres en una cadena de montaje - Foto: Alberto Rodrigo

En el año 2006 la diferencia entre lo que cobraban hombres y mujeres en la región era de 370,04 euros. Once años después, la desigualdad alcanza casi los 422 euros

Los hombres cobran de media en Castilla-La Mancha casi 422 euros más que las mujeres (2.090,65 euros brutos al mes frente a 1.668,68). Y la diferencia va en aumento.

Según los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2017 los hombres castellano-manchegos percibieron de media 2.090,65 euros, quince euros más que el año anterior. Las mujeres, en cambio, recibieron por su trabajo 1.668,68 euros de media, 7,68 euros menos que en el ejercicio anterior y 421,97 euros menos que sus compañeros.

La brecha salarial en la región se ha ido incrementando según han dio los pasando los años. Siempre ha estado ahí, pero si se comparan los datos de 2006 con los de 2017 se comprueba que la diferencia salarial entre ambos sexos ha ido a más. En concreto, en 2006 los hombres de la región percibieron mensualmente de media 1.731,16 euros; en cambio, las mujeres, 1.361,12 euros al mes de media. Una diferencia de 370,04 euros y bastante menos que los casi 422 euros que les separan en la actualidad.

Esta disparidad se mantiene si se tiene en cuenta la jornada laboral. A tiempo completo, en 2017, los hombres cobraron al mes 2.215,37 euros, mientras que sus compañeras 1.993,83 euros. A tiempo parcial, los hombres recibieron una remuneración mensual de 758,25 euros, mientras que el salario medio de las mujeres fue de 721,64 euros. En ambos casos, la brecha salarial es mayor que en 2006.

Una de las razones principales de estas desigualdades es que las mujeres trabajan a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas en mayor proporción que los hombres.

por nivel de formación. En general, a mayor nivel de formación el salario es más alto. El 41,3% de las personas con nivel de estudios bajo (a lo sumo habían concluido la enseñanza obligatoria) tuvo en 2017 un sueldo inferior a 1.230,90 euros. En el caso de las personas con Educación Secundaria de segunda etapa o formación equivalente, el porcentaje de las que percibieron salario bajos fue del 35,8%, mientras que en aquellas con estudios superiores dicho porcentaje alcanzó el 18,9%.

El salario medio percibido por los asalariados que como máximo tenían educación secundaria de primera etapa se cifró en 1.377,3 euros, mientras que el de los que tenían estudios superiores fue de 2.408,7 euros.

por tipo de jornada. Uno de los factores más importantes en la determinación del salario es el tiempo de trabajo. Trabajar menos de la jornada habitual implica una mayor probabilidad de estar en tramos inferiores de remuneraciones. El 35,8% de los asalariados a jornada completa ganó al menos 2.136,3 euros mensualmente en 2017, mientras que el 18,1% percibió menos de 1.230,90 euros. Por el contrario, el 89,2% de los asalariados a tiempo parcial ganaron menos de 1.230,90 euros mensuales. Y el 1,3% recibió 2.136,30 euros o más.

El salario medio bruto mensual de los asalariados a jornada completa en 2017 fue de 2.120,80 euros, mientras que el de los asalariados a jornada parcial se cifró en 731,40 euros.

por tipo de contrato. Los contratos temporales tienen sueldos más bajos que los indefinidos. El 40,8% de los asalariados con contrato temporal percibió un salario inferior a 1.230,90 euros en 2017, frente al 23,4% de los trabajadores indefinidos.

Por su parte, el porcentaje de asalariados con contrato indefinido que recibió 2.136,30 euros o más fue del 36,6% frente al 11,9% de los empleados temporales.

por rama de actividad. Los salarios más bajos (por debajo de 1.230,9 euros) se concentraron en las Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico (83,7%) y en Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (62,8%).

La mayor proporción de empleos a tiempo parcial en el primer sector y la temporalidad en el segundo explican, en parte, esta situación.

Por su parte, las ramas de actividad con mayor peso relativo en los salarios de 2.136,3 euros o más fueron Actividades financieras y de seguros, (69,7%), Educación (62,2%) y Administración pública, defensa y seguridad social obligatoria (58,7%).

por comunidades autónomas. La estructura productiva de cada comunidad autónoma tiene una gran influencia sobre su nivel salarial. En 2017 las que tuvieron mayor concentración de salarios altos fueron País Vasco (44,4% de asalariados con salarios por encima de 2.136,3 euros mensuales), Navarra (41,4%) y Comunidad de Madrid (39,1%).

En el lado opuesto, las comunidades autónomas que tuvieron un mayor porcentaje de asalariados con sueldos por debajo de 1.230,9 euros fueron Canarias (38,9%), Extremadura (37,9%) y Andalucía (37,4%).

Las comunidades autónomas con mayor salario medio en el empleo principal fueron País Vasco (2.208,8 euros), Comunidad de Madrid (2.191,7 euros) y Navarra (2.177,8 euros). Los menores salarios medios se observaron en Extremadura (1.583,4 euros), Canarias (1.606,6 euros) y Comunidad Valenciana (1.677,8 euros).