scorecardresearch

La tasa de incidencia crece un 17% en la última semana

Leo Cortijo
-

La provincia conquense aumenta su tasa hasta los 124 casos por cada 100.000 habitantes en gran medida por los brotes originados en Aliaguilla, Villagarcía del Llano, El Herrumblar y Casasimarro.

La tasa de incidencia crece un 17% en la última semana

La sexta ola de la pandemia, aupada por la variante ómicron, se empeña en condicionar las celebraciones navideñas que ya esperan a la vuelta de la esquina. Algunas de las reuniones y encuentros entre familiares y amigos que estaban fijados en las agendas desde hace tiempo se han ido al limbo por el temor al aumento de los contagios, una circunstancia que durante las últimas semanas se ha ido generalizando. El virus se propaga ahora mucho más que hace unos meses, pero afortunadamente la presión hospitalaria no crece en la misma proporción. Mucho tiene que ver en ello la vacuna, principal dique de contención ante el avance del Covid.

La fotografía semanal vuelve a demostrar que la incidencia acumulada en territorio conquense no deja de aumentar. Según los datos de evolución por municipios que ofrece el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Cuenca alcanza prácticamente los 124 casos por cada 100.000 habitantes entre el 6 y el 12 de este mes. Eso supone en torno a un 17 por ciento de aumento con respecto a la semana epidemiológica anterior, cuando la tasa superaba por poco los 106 casos, casi una veintena menos. De esta forma, Cuenca –que calca los guarismos medios regionales–, se encuentra en los primeros escalones del riesgo medio (entre 100 y 300 casos), según el nuevo semáforo de referencia recomendado por el Ministerio de Sanidad.

De esta forma, Cuenca es la segunda provincia regional con mayor incidencia acumulada, solo superada por los 200 casos por cada 100.000 habitantes de Albacete, que lo posicionan como el territorio castellano-manchego con peores números en este capítulo. Ahora bien, inmediatamente por debajo de Cuenca se encuentran Guadalajara (118) y Ciudad Real (114) y a bastantes cuerpos de diferencia, Toledo, con 89 casos por cada 100.000 habitantes.

La provincia aumenta sus cifras por los brotes originados en municipios como Aliaguilla, Villagarcía del Llano o El Herrumblar, y es que con entre 13 y 16 casos diagnosticados en la última semana, ven cómo su tasa de incidencia se dispara en algunos casos por encima de los 2.000 positivos por cada 100.000 habitantes. No se queda atrás tampoco en este sentido Casasimarro, que notifica 14 contagios entre el lunes 6 y el domingo 12, aunque como su población es mayor que los municipios anteriores la incidencia no es tan alarmante, con apenas 451. Rondan niveles parecidos pueblos como Mira (564 casos por cada 100.000 habitantes), Chillarón (475) y Landete (400).