Fines de semana sin bodas civiles en el Ayuntamiento

Redacción
-
Fines de semana sin bodas civiles en el Ayuntamiento

Los ediles de la formación naranja piden a Mariscal una solución para que los conquenses puedan hacer uso de las dependencias municipales sábados y domingos

Los concejales del Grupo Municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cuenca han denunciado que el equipo de Gobierno del Partido Popular haya dejado de celebrar bodas civiles durante los fines de semana, y piden al alcalde de la ciudad, Ángel Mariscal, que busque una solución “para que los conquenses puedan volver a hacer uso de las dependencias municipales los sábados y los domingos”.

La portavoz de Cs en el Consistorio, María Jesús Amores, ha informado que preguntarán al equipo de Gobierno por esta cuestión en el próximo pleno municipal después de que varias parejas hayan contactado con la formación naranja para transmitirles la negativa de Alcaldía a abrirles el salón de plenos en fin de semana.

Los ediles de Cs recuerdan a Mariscal que en el Ayuntamiento de Cuenca siempre se han oficiado ceremonias civiles los fines de semana; así como que los contrayentes pagan unas tasas -181,15 euros- que, según la ley, deben cubrir los costes que genera al Consistorio la prestación del servicio.

Del mismo modo han esgrimido otros argumentos “de sentido común”, como el de no poder limitar las celebraciones civiles de lunes a viernes de 8 a 15 horas, “porque en ese horario los invitados están trabajando”. Mención especial ha hecho Amores a aquellos casos en los que parte de la familia se desplaza desde otra provincia, “y lo lógico es que lo haga en fin de semana”.

El Grupo Municipal Ciudadanos ha pedido al equipo de Gobierno del Partido Popular que revierta una decisión “que han tomado de forma discrecional y sin comunicar al resto de grupos de la oposición”, con el fin de que las parejas conquenses puedan seguir celebrando sus matrimonios civiles en el salón de plenos durante los fines de semana.

Desde la formación naranja creen además que el Consistorio podría ofrecer a los contrayentes otros espacios municipales para celebrar sus ceremonias civiles como puedan ser los centros culturales de San Miguel o San Andrés, “haciendo así productivos unas dependencias que se encuentran cerradas la mayor parte del año, o que sólo se ceden a determinadas personas”.