Industria y construcción, pilares del crecimiento regional

C.S.Rubio
-
Industria y construcción, pilares del crecimiento regional

Los diferentes centros de estudios mantienen la previsión de desaceleración de la economía para el bienio 2019-2020, ante la incertidumbre política dentro del país, especialmente por el conflicto Catalán, y las guerra comercial entre China y EEUU

Castilla-La Mancha mantiene el pie fuera del acelerador de cara al bienio 2019-2020. En concreto, los diferentes estudios consultados, mantienen el incremento del PIB regional para estos años en el entorno del 2 por ciento. El más optimista en este sentido es el BBVA Research, que plantea un horizonte de crecimiento de entre un 2,5 y un 2,1 por ciento, frente al más comedido 2 por ciento de Hispalink, centro de estudios integrado por  una red de equipos de investigación de dieciséis universidades españolas. Otros, como el Centro de Predicción Económica (Ceprede) de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), estiman que el PIB autonómico se quedará este año en el 2,1.
Unas oscilaciones mínimas que plantean un ritmo  sostenido de crecimiento de cara a los próximos los próximos  años. En la línea de lo que ya ocurrió al cierre de 2018, cuando la economía regional se cerró con un crecimiento del  2,1 por ciento,  y visiblemente por debajo  de los primeros resultados post crisis, como el  3,1 por ciento de 2016 o el 3,2 de 2015.
Y también dentro de lo que parece que será el promedio nacional, que estará entre el 2,3 y el 2,1 para los años 2019 y 2020, según prevé Hispalink.
Un estudio que señala a la construcción y a la industria como los principales pilares del crecimiento de la economía castellano-manchega para estos años. Según Hispalink, estos dos sectores podrían incrementar su PIB este año en torno a un 3,9 y un 2,4 por ciento, respectivamente, y un 2,7 y un 2,3 por ciento de cara a  2020. Frente a un sector agrario que, al contrario de lo que ocurrió durante los años más duros de la  crisis, pierde peso específico, con incrementos de apenas un punto para este periodo.
En este sentido, son especialmente relevantes las perspectivas en materia industrial, un sector más estable en cuanto a la creación de empleo que la construcción, y que estos años ha ganado músculo dentro de la economía regional. No hay que olvidar aquí que la Industria supone ya casi el 20 por ciento del PIB en Castilla-La Mancha, situándose por encima de la media nacional, que es del 16,3 por ciento.
Causas. Desde el BBVAReseach se apuntan  varias causas para explicar el porqué de esta desaceleración. En el plano estrictamente nacional, este centro de estudios apunta a la incertidumbre sobre cuál será la política económica de Pedro Sánchez estos años y la inestabilidad por la fragmentación política en el conjunto del país. No obstante, se confirma ya que el ‘efecto Cataluña’ está remitiendo, «aunque todavía no se hayan recuperado los puestos de trabajo que podrían haberse generado» en ausencia de este conflicto.
En el plano internacional,  destacan «las sucesivas revisiones a la baja en la senda de crecimiento de Europa y la guerra comercial entre China y Estados Unidos, que progresivamente se extiende a más productos y países».
Con todo,  Castilla-La Mancha se situará  entre las cinco comunidades autónomas que experimentarán una mejora relativa en sus previsiones de crecimiento, según el BBVA. En buena medida gracias a la progresiva mejora de las exportaciones de bienes.
También mejor que la media será el movimiento en el mercado de la vivienda en Castilla-La Mancha, según el BBVA, frente a ‘bajón’ que se está experimentando en buena parte del país a cuenta de los altos precios y la reducida oferta de casas «en los principales focos de interés».
NO es exclusivo de la región. Por su parte, desde Hispalink también se insiste en que esta desalaceración no es algo exclusivo de Castilla-La Mancha, sino que es «una señal distintiva en gran número de las principales economías a escala mundial». En este punto, el «gran reto» de regiones como Castilla-La Mancha está «en su capacidad de conseguir generar empleo neto de manera consistente» y, a la vez, lograr «contener los desequilibrios derivados del déficit público» y un probable aumento de la deuda.
Por último, desde el BBVA también se advierte de una «desalaceleración del turismo»,  un sector que tiene también un importante peso específico en la comunidad. En este sentido, no se dispone de datos sobre el comportamiento específico de este área en concreto de cara al cierre de este año y el próximo, si bien en Hispalink sí se aprecian una ligera caída del sector servicios en este periodo.
En estos momentos,  El aporte del sector turístico a la economía de Castilla-La Mancha ronda los 2.300 millones de euros, lo que supone un 7,4% del PIB regional.

Industria y construcción, pilares del crecimiento regional
Industria y construcción, pilares del crecimiento regional