La Ley del Tercer Sector se aprueba por unanimidad

J.A.J
-

El PP retira 4 de sus 7 enmiendas, el PSOE acepta una y el resto, junto a 5 del Cs, son aprobadas tras ser transaccionadas. La consejera de Bienestar Social agradece la colaboración de los grupos de la oposición

La consejera de Bienestar Social conversa con diputados del PSOE antes del debate de la nueva ley. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

Hicieron falta una serie de negociaciones que se demoraron hasta horas antes de que comenzara el Pleno de este jueves en las Cortes de Castilla-La Mancha, pero finalmente la nueva Ley autonómica del Tercer Sector Social ha nacido con el apoyo unánime de la Cámara. La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, agradecía al final del debate de la norma en el Plenario la «corresponsabilidad» mostrada por los opositores Partido Popular y Ciudadanos al consensuar con el gobernante PSOE una norma fundamental para el entramado de entidades sociales que prestan servicios a los distintos colectivos de personas vulnerables de la región.
Numerosos representantes de estas organizaciones que atienden a discapacitados, ancianos, menores en desamparo u otros colectivos en riesgo de exclusión siguieron la aprobación de la ley desde la  tribuna de invitados del Parlamento. Tras la votación, posaron junto al presidente de la Junta, Emiliano García-Page , ante la fachada de la Cámara para inmortalizar este momento en una simbólica fotografía.
El Pleno arrancó el debate sobre esta norma teniendo aún sobre la mesa 12 enmiendas al texto, siete del PP y cinco de Cs. Sin embargo, los portavoces de la oposición en este asunto, Vicente Aroca por los ‘populares’ y Úrsula López por el partido naranja avanzaron el acuerdo. Tras las negociaciones, el PP aceptaba retirar cuatro de sus enmiendas, mientras lograba que el PSOE y Ciudadanos aceptaran integra otra. El resto, junto a las enmiendas de Ciudadanos, fueron transaccionadas con los socialistas para convertirse en textos aceptados por los tres grupos parlamentarios.
La Ley del Tercer Sector se aprueba por unanimidadLa Ley del Tercer Sector se aprueba por unanimidadLos representantes del PP y Cs pudieron presumir de que la ley también era suya tras aceptar el Gobierno regional y su grupo parlamentario conceptos aportados por ellos a la norma. Así, Aroca destacó que su grupo añadía la consideración de la pobreza como fenómeno que pueden atender las organizaciones del Tercer Sector y haber mejorado las condiciones de la financiación autonómica a estas entidades. El diputado regional del PP por Albacete manifestó que las entidades que conforman el Tercer Sector eran «merecedoras de este encuentro político», aunque advirtió al Gobierno de García-Page que  «estaremos vigilantes para que esta ley sea efectiva».
Por su parte, Úrsula López se felicitó de que la ley también aborde situaciones de las que alertó el partido naranja, desde la soledad no deseada (por ejemplo, de personas mayores en situación de viudedad) al objetivo de evitar cualquier tipo de discriminación en la atención que prestan estas entidades del Tercer Sector. Además, se acepta también su petición de evaluar las actividades de estas organizaciones para potenciar su efectividad. La diputada regional de Ciudadanos por Ciudad Real también se felicitó del apoyo que para las entidades sociales de la región supone la nueva ley, y remarcó «el trabajo importante que hacen en pos de los colectivos más vulnerables».
Ya desde el PSOE, el diputado ponente de la ley, Pablo Camacho,  puso en valor que su aprobación suponía «el cumplimiento de la palabra dada» por García-Page de que esta sería una de las primeras normas de la actual legislatura. También remarcó que el trabajo de los grupos de la oposición con la norma ha supuesto «una mejora de la ley».
Gran cobertura social. Desde el Gobierno regional, la consejera de Bienestar Social reflejó el gran alcance social que tendrá la norma. Así, la norma  lmejorará la atención de más 400.000 personas de forma directa y casi un millón de forma indirecta, ofrecerá mejores condiciones para 6.300 profesionales del sector y dará mayor estabilidad jurídica a las 5.200 entidades sin fin de lucro por las que está formado el Tercer Sector Social.