San Julián mantiene los cinco festejos

Leo Cortijo
-

Maximino Pérez despeja la incógnita que planea sobre la feria y avanza que ésta mantendrá la estructura tradicional de cuatro corridas de toros y una de rejones, y que además se celebrará del 24 al 28 de agosto

Jesulín de Ubrique, durante su actuación en la última feria de San Julián - Foto: Reyes Martí­nez

Maximino Pérez despeja todas las incógnitas que desde hace cinco meses se habían cernido sobre la Feria Taurina de San Julián. Nada más terminar el serial sanjulianero del año pasado, el empresario sembraba las dudas al afirmar en varias entrevistas que el ciclo de este año podría contar con un festejo menos. Es decir, que en lugar de los cinco tradicionales se podía regresar a los cuatro, algo que no ocurría desde principios de siglo. Ahora, con el paso del tiempo como la mejor cura posible para las heridas, el máximo responsable de MaxiToro avanza en La Tribuna que San Julián mantendrá su estructura clásica, es decir, cuatro corridas de toros y un festejo de rejones.
«El número de festejos es uno de los aspectos fundamentales a la hora de calibrar la importancia y tomar en consideración una feria», comenta Maximino. Y por ello, «entendemos que mantener las cinco corridas de toros resulta clave para que Cuenca mantenga el nivel que ha tenido durante todos estos años, entre las principales ferias taurinas del país». Con todo, el empresario reconoce que durante «algunas semanas» la idea rondó por su cabeza, sobre todo después de la reacción de algunos –contados– aficionados en la tarde del 21 de agosto, en la que un aguacero a punto estuvo de dar al traste con la corrida, que a la postre resultó triunfal.
Finalmente, y por el bien de la Fiesta, las aguas han vuelto a su cauce y Cuenca volverá a ocupar buena parte de los focos mediáticos a finales de agosto. En concreto –y ésta es la segunda noticia– la feria se desarrollará entre el sábado 24 y el miércoles 28. Como también es habitual, las cuatro corridas de toros y el festejo de rejones se completarán con un concurso de recortadores y con una clásica práctica en forma de becerrada para alumnos de varias escuelas taurinas, que servirá de prólogo del ciclo.


La corrida ‘torista’. Resueltas las dudas de la estructura y de las fechas de la feria, ahora Maximino Pérez intenta deshojar otra margarita, y es la de si habrá o no una corrida torista. Entre otros motivos, la feria de 2018 pasó a la historia por recuperar un festejo de este corte con la presencia de Cebada Gago, algo que no ocurría desde el año 2011, cuando lidió La Quinta.
Sin embargo, hoy por hoy, la particular balanza del empresario se decanta más hacia no repetir la fórmula este año. «La corrida de Cebada Gago no solamente fue la que menos aficionados llevó a la plaza, sino que además fue la que obtuvo los peores réditos artísticos», comenta el responsable de la gestión del coso del Paseo de Chicuelo II, decidido por el momento a que no haya corrida torista en la Feria Taurina de San Julián de 2019. Con todo, habrá que esperar «unas semanas» para empezar a conocer los primeros nombres propios de la próxima feria taurina, y es que todavía en enero y con la Feria del Milagro de Illescas (Toledo) –de la que también es empresario– en plena ebullición, «no he concretado nada en claro todavía». Lo que sí podemos avanzar es que las figuras volverán a fundamentar el hilo argumental del serial, siendo imprescindible el ramillete de las cinco o seis principales. A éstas habrá que sumar los jóvenes más emergentes, así como los triunfadores en las primeras plazas de la temporada, como pueden ser Valencia, Sevilla y, sobre todo, Madrid.