ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Sumar y restar

Los estrategas y "gurús" de comunicación del PP han lanzado una propuesta a Ciudadanos y a VOX: agruparse bajo las siglas de España Suma. 
Pero tanto Ciudadanos como VOX le han dado calabazas al PP. Prefieren ser cabeza de ratón a cola de león. 
La realidad es que el fin del bipartidismo con la aparición en la izquierda de Podemos y en la derecha de VOX y de Ciudadanos, complica y mucho tanto al PSOE como al PP. 
Parte de los votantes del PSOE se han marchado a Podemos e incluso algunos a Ciudadanos e igualmente muchos de los votantes del PP emigraron hacia Ciudadanos y VOX. Así que no es tan descabellado que el PSOE por su lado, ninguneé a Podemos, y el PP por el suyo lance señuelos a Rivera y a Abascal. 
Pero mientras el PSOE se enfrenta a Podemos de manera más sutil, sin decir en ningún caso que quieren comérseles con patatas, pero eso si evidenciando que los votos a Podemos lo que hacen es debilitar a la izquierda, en las filas del PP han lanzado una ofensiva más evidente: ir juntitos y en compañía a las próximas elecciones. Se trata de sumar para intentar ganar. 
No sé si los sociólogos ya tienen estudiado que podría suceder en las urnas si España Suma se convirtiera en la opción política de la derecha, pero como decía no parece descabellado que si los votantes de derecha concentran sus votos en un solo partido o en una sola opción, salieran favorecidos. 
No sé, pero creo que lo de España Suma tiene pocas posibilidades de cuajar. Nunca como ahora la política española ha estado dominada por dirigentes con los "egos" de los actuales. 
Albert Rivera parece convencido de que puede hacerse con el santo y seña de la derecha, pero es que Santiago Abascal parece convencido de lo mismo, es decir que se va a hacer con el grueso de los votantes del PP. 
No tengo carnet de profeta y además llevo demasiados años analizando la política como para saber que nada está escrito de antemano y puede pasar de todo pero mi intuición me dice que al menos a ni a corto ni a medio plazo, Rivera y Abascal van a lograr hacerse con el santo y seña de los votantes del PP. 
Otra cosa es que Pablo Casado sea capaz de convencer a los votantes huidos de su partido y que se han refugiado en Ciudadanos y en VOX, de que regresen al redil. 
Mientras tanto no hay que ser ningún lince para ver que la derecha separada no suma, resta. 


Las más vistas

Opinión

Chita callando

Al sentarse posteriormente en mi mesa, no pude menos que felicitarle por el atrevimiento de trasladarles esa contundente sentencia; la compartía plenamente

Opinión

Todo sigue igual, nada cambia

Mientras escribo estas líneas, los candidatos agotan sus últimos días de campaña, dispuestos a que de sus labios salgan los más encendidos disparates