El Liberbank Cuenca tira de raza para derrotar a Holstebro

J. López
-

Partidazo de los conquenses que, a pesar de las numerosas bajas, rayaron a gran altura para imponerse por 29 a 27 al conjunto danés en el primer partido de la fase de grupos

El Liberbank Cuenca tira de raza para derrotar a Holstebro

De brillante y trabajada se puede calificar la victoria del Liberbank Cuenca, que derrotó al TTH Holstebro por un marcador final de 29-27. Las cuantiosas bajas –Baronetto, Fekete, Vanstein y Marrochi, Hugo López estuvo en la convocatoria pero no disputó un solo minuto– obligaron a la plantilla a echar el resto para doblegar a un buen rival que ya sabía lo que era doblar la rodilla en Cuenca. El equipo tiró de todo lo que tenía para llevarse los dos primeros puntos de la liguilla con nota alta. Bien en ataque y en defensa, aunque fue esta última faceta la que pudo decantar el partido. Y es que varias intervenciones de mérito de Samu, que está de dulce, contribuyeron al resultado final cuando la victoria estaba ciertamente comprometida.

Al Hosltebro se le atragantó la buena defensa de Liberbank en los primeros compases del encuentro. Notable la actuación en bloque del equipo, q a pesar de las cuantiosas ausencias supo multiplicarse en tareas defensivas para frenar la ofensiva visitante. Eso, y el acierto en ataque de los brasileños Alves y Dutra, sobre todo, dieron la máxima ventaja del partido.

De seis goles llegaron a ganar los locales en la primera parte -un gol del canterano Arce colocaba el 9-3 en el minuto 19-, pero los daneses se pusieron el mono de faena y, gracias a los rápidos contraataques de Bramming y Kildelund, lograron colocarse uno abajo en el último minuto. Sendas paradas de Maciel, una de ellas en un penalti, dejó el momentáneo 11-10.

El Liberbank Cuenca tira de raza para derrotar a Holstebro El Liberbank Cuenca tira de raza para derrotar a Holstebro

Intercambio de golpes entre los dos contrincantes en la segunda parte. Ninguno pudo escaparse en el luminoso de más de dos tantos. Los extremos seguían siendo una pesadilla para Cuenca. Alves y Suárez, por su parte, traían de cabeza a los de Westerholm. Un buen gol de Sergio López desde el extremo puso el 26 a 23 a falta de cinco minutos para el final. Quedaba un mundo. Balling puso el 27-26 en el último minuto y el entrenador Lidió Jiménez se veía obligado a pedir tiempo muerto a falta de 40 segundos. En el límite del pasivo, Natán ajustició al rival, Balling repitió y Sergio López anotó el definitivo 29-27 sobre la bocina.